Seis destinos donde hacer ciclismo y senderismo en septiembre

Preciosos paisajes de Katoomba, paseos en bicicleta por Ámsterdam o un trekking por la selva tropical de Monte Verde

Actualizado:

Con agosto liquidado, es el turno para los que salen de vacaciones en septiembre, un mes agradecido para los aficionadas al senderismo y las rutas en bici. Si aún no tienes cerrado tu viaje Booking.com ha buscado seis destinos fantásticos donde hacer ciclismo y senderismo ya sea caminando por los preciosos paisajes naturales de Katoomba, paseando en bicicleta por la bulliciosa ciudad de Ámsterdam o haciendo un trekking por la exuberante selva tropical de Monte Verde.

Monte Verde, Costa Rica

Monte Verde, un lugar muy pintoresco, es un destino ideal para los aficionados al senderismo. La Reserva Bosque Nuboso es su paraíso, ya que hay rápidos, gargantas, manantiales naturales y cascadas: un entorno precioso para salir de excursión. Haz una visita guiada o hazte con un mapa y descubre la reserva por tu cuenta.

Dónde alojarse: en medio de la selva tropical de la Reserva Biológica Bosque Nuboso Monteverde, se encuentra el tranquilo Trapp Family Lodge. De estilo rústico, este bonito alojamiento ofrece un restaurante y habitaciones amplias. Desde aquí, es muy fácil ir a Santa Elena y a los lugares donde se organizan actividades en tirolina y excursiones atravesando puentes colgantes.

Katoomba, Australia

En Katoomba hay infinidad de maravillas por descubrir, como las rocas de las Tres Hermanas, el Parque de las Montañas Azules, las cascadas de Wentworth y el sendero del Gran Cañón, perfecto para senderistas con alma aventurera. Las icónicas rocas de las Tres Hermanas, en las Montañas Azules, son una formación muy inusual. Podrás caminar hasta la cima y maravillarte con las impresionantes vistas que hay desde el Echo Point Lookout o seguir por la Escalera Gigante hasta las cataratas de Katoomba para verlas de cerca. Si te gustan los desafíos, ve directo a la histórica ruta del Gran Cañón, un circuito de 6 km a través de las Montañas Azules, donde podrás ver espectaculares cascadas y arroyos.

Dónde alojarse: siéntete como en casa en el precioso Winston Cottage. Este chalet está rodeado de jardines muy cuidados. Además, está muy cerca del famoso mirador de las Tres Hermanas, así que es una gran opción si quieres hacer senderismo por esta zona. Las rutas de las cascadas de Wentworth, del Parque Nacional de las Montañas Azules y del Gran Cañón están a poca distancia en coche. Después de un día haciendo senderismo, podrás darte un refrescante chapuzón en la piscina al aire libre. ¡Ah! Y tiene una cocina totalmente equipada.

Moab, Estados Unidos

En Moab, Utah, la aventura está garantizada. Hay muchísimos senderos que atraviesan paisajes llenos de contrastes. Cañones angostos, el borde del acantilado de Kane Creek con vistas al río Colorado, el impresionante paisaje del Parque Estatal Dead Horse Point y el terreno marciano del Parque Nacional de los Arcos… Caminar entre tanta belleza merece muchísimo la pena.

Dónde alojarse: el Red Cliff Lodge, a solo 24 km del impresionante Parque Nacional de los Arcos, es un auténtico refugio para los viajeros que adoran hacer senderismo y visitar parques nacionales. Después de una larga caminata, relájate en el patio privado y disfruta de unas magníficas vistas al río y al arroyo. El lodge también tiene su propia bodega, perfecta para tomarse algo como premio después de un día intenso.

Ámsterdam, Países Bajos

Ámsterdam es famosa por sus bicis, así que si te gusta el ciclismo, ya sabes adónde ir. Hay muchísimas rutas que te llevan lejos del ajetreo y el bullicio de la ciudad. El Amsterdamse Bos es una buenísima opción: es un parque enorme con carriles bici que pasan por un zoológico interactivo y un bonito lago con botes. Pero hay muchas otras alternativas, como rutas en bicicleta por el campo o por los molinos de viento del siglo XVII. Desde Ámsterdam, puedes incluso ir en bici a las playas del Mar del Norte. Una de las rutas de playa más populares conduce al Canal del Mar del Norte, desde el puerto de Westport hasta el Parque Nacional Zuid-Kennemerland.

Dónde alojarse: si te alojas en el Jordan Suite Bed & Bubbles, tendrás a mano las rutas más conocidas. Este encantador alojamiento tiene una decoración moderna y ofrece amplias habitaciones, e incluso ofrece un servicio de alquiler de bicicletas. Además, a la llegada te estará esperando una botella de prosecco en la habitación.

Barcelona, España

Barcelona es un sitio que enamora a los ciclistas: podrás dar un agradable paseo en bici por el centro y pasar junto a la catedral, la playa y el puerto deportivo, o salir en busca de desafíos. Deja atrás el bullicio de la ciudad y sube al Parque Natural de la Sierra de Collserola, un lugar muy pintoresco no muy lejos de la ciudad. Otra opción es atravesar la Costa Brava, más al norte, y recorrer algún tramo de la famosa ruta del Tour de Francia.

Dónde alojarse: si el ciclismo te apasiona, te encantará alojarte en el The Bicycle Apartments de Barcelona. Podrás alquilar una bici allí mismo y, además, todos los apartamentos tienen una decoración inspirada en el ciclismo, baño, y terraza o balcón privados. Ofrecen una ubicación buenísima para recorrer la ciudad y dar un paseo en bici por la playa de Barcelona (está a menos de 3 km de La Rambla). También lo tendrás muy fácil para salir de la ciudad y descubrir las famosas rutas ciclistas de los alrededores de Barcelona.

Fujikawaguchiko, Japón

Fujikawaguchiko es una localidad muy pintoresca situada en las estribaciones del Monte Fuji, al norte. Muchos van para recorrer a pie la ruta volcánica de Yoshida, pero también es un gran destino para los amantes del ciclismo. Disfruta de la belleza de los alrededores y pasea junto al Lago Kawaguchi, con el impresionante Monte Fuji como telón de fondo.

Dónde alojarse: el Mizuno Hotel ofrece unas vistas impresionantes al monte Fuji desde sus baños de aguas termales. Es un alojamiento perfecto para todos los viajeros que visitan Fujikawaguchiko. Después de un día pedaleando sin parar, disfruta de la riquísima cocina japonesa mientras contemplas el maravilloso paisaje del lago Kawaguchi.