Los 19 nuevos sitios que son Patrimonio de la Humanidad

La Unesco incluye desde antiguas ciudades como Medina Azahara hasta enclaves naturales como el Parque Nacional de Chiribiquete en Colombia

Actualizado:

En época de vacaciones es momento de ir pensando en ese viaje que requiere una preparación y planificación especial. China, América, África o Europa tienen joyas que no siempre aparecen en los catálogos de viajes pero bien merecen ser conocidos. El Comité del Patrimonio Mundial de la Unesco ha inscrito estos días, en su reunión anual, 19 nuevos sitios en la lista de Patrimonio de la Humanidad, entre los que destacan los restos de la ciudad califal española de Medina Azahara. La Unesco ha incluido trece sitios culturales a la lista de Patrimonio de la Humanidad, así como tres en la lista de naturales y otros tres en mixtos.

12345678910111213141516171819
  1. Antigua ciudad de Qalhât (Omán)

    Foto cedida por la UNESCO muestra el Mausoleo Bibi Maryam en la antigua ciudad de Qalhat, Oman
    Foto cedida por la UNESCO muestra el Mausoleo Bibi Maryam en la antigua ciudad de Qalhat, Oman

    Ubicado en el litoral oriental del sultanato de Omán, este sitio engloba los vestigios de la antigua ciudad de Qalhât, circunscrita por murallas interiores y exteriores, así como los restos de algunas necrópolis situadas fuera de las fortificaciones. Entre los siglos XI y XV, bajo el dominio de los príncipes de Ormuz, Qalhât llegó a ser una importante ciudad portuaria de la costa oriental de la Península Arábiga. Sus vestigios arqueológicos constituyen hoy en día un testimonio único en su género de los intercambios comerciales marítimos de la Arabia Oriental con el África del Este y la India, e incluso con el Asia Sudoriental y China.

  2. Catedral de Naumburgo (Alemania)

    Catedral de Naumburgo
    Catedral de Naumburgo - EFE/EPA/HENDRIK SCHMIDT

    Situada en la parte oriental de la cuenca de Turinga, la catedral de Naumburgo, cuya construcción comenzó a partir de 1028, es un testimonio excepcional del arte y la arquitectura de la Edad Media. Su estructura románica, flanqueada por dos coros góticos, es muestra de un estilo de transición entre el final del estilo románico y el principio del gótico. El jubé occidental, que data de la primera mitad del siglo XIII, refleja cambios en la práctica religiosa y la inclusión de la ciencia y la naturaleza en las artes figurativas. Este jubé, así como las esculturas de talla real de los fundadores de la catedral, son obras de arte debida al taller conocido con el nombre de “Maestro de Naumburgo”.

  3. Ciudad califal de Medina Azahara de Córdoba (España)

    Medina Azahara
    Medina Azahara - EFE

    Este yacimiento arqueológico engloba los majestuosos vestigios de la ciudad palaciega edificada a mediados del siglo X por la dinastía de los Omeyas para que fuera sede del califato de Córdoba. Después de un próspero periodo de casi ochenta años, Medina Azahara fue saqueada durante la guerra civil sucesoria de 1009-1010 que acabó con el poder de los califas. Los restos de la ciudad cayeron en el olvido durante más mil años, hasta su redescubrimiento en el primer tercio del siglo XX. Este sitio urbano abarca numerosas infraestructuras —calzadas, puentes y sistemas hidráulicos— así como edificios, elementos decorativos y objetos de uso diario que permiten conocer más a fondo la época de máximo esplendor de la desaparecida civilización islámica occidental de al-Ándalus.

  4. Conjunto arqueológico fronterizo de Hedeby y la Danevirke (Alemania)

    Muro de ladrillo de la pared principal de Danevirke
    Muro de ladrillo de la pared principal de Danevirke - EFE/EPA/Michael Lang

    Hedeby es un sitio arqueológico con vestigios de un antiguo emporio que muestran trazados de calles, así como edificios, cementerios y un puerto construidos durante el primer milenio de nuestra era y principios del segundo. El sitio está rodeado por un segmento de la Danevirke, línea de fortificaciones que atraviesa el istmo de Schleswig, cuya angostura separa la Península de Jutlandia del resto del continente europeo. Por su excepcional situación entre el Imperio Franco, al sur, y el Reino de Dinamarca, al norte, Hedeby se convirtió en un importante eje del comercio entre Escandinavia y el resto de Europa, por un lado, y entre el Mar del Norte y el Mar Báltico, por otro lado. La abundancia de material arqueológico del sitio y su excelente conservación han hecho de Hedeby un lugar esencial para poder interpretar la evolución histórica y socioeconómica de Europa en la época de los vikingos.

  5. Conjunto industrial del siglo XX en Ivrea (Italia)

    Vista de la antigua fábrica de Olivetti en Ivrea (italia)
    Vista de la antigua fábrica de Olivetti en Ivrea (italia) - EFE/ Alessandro Di Marco

    Situado en la región piamontesa, el conjunto industrial de la ciudad de Ivrea ha sido el laboratorio de experimentación y producción de la empresa Olivetti, dedicada a la fabricación de máquinas de escribir, calculadoras mecánicas y computadoras de oficina. Además de una gran fábrica, el sitio comprende toda una serie de edificios destinados a albergar diferentes servicios administrativos y sociales, así como viviendas para el personal. Diseñado por eminentes arquitectos italianos entre el decenio de 1930 y el de 1960, este conjunto arquitectónico es una plasmación de las ideas del Movimiento Comunitario (Movimento Comunità) cuyo objetivo era llevar a cabo proyectos sociales con una visión moderna de la relación entre la arquitectura y la producción manufacturera.

  6. Conjuntos neogótico victoriano y «art déco» de Bombay (India)

    Bombay fue en la segunda mitad del siglo XIX escenario de un ambicioso proyecto urbanístico
    Bombay fue en la segunda mitad del siglo XIX escenario de un ambicioso proyecto urbanístico - EFE/EPA/Jehangir Sorabjee / UNESCO

    Ciudad portuaria comercial de importancia mundial, Bombay (Mumbai) fue en la segunda mitad del siglo XIX escenario de un ambicioso proyecto urbanístico que se plasmó en la construcción de un conjunto de edificios públicos de estilo neogótico victoriano en torno a la verde explanada del Gran Óvalo, al que vino añadirse un nuevo conjunto de inmuebles art déco a principios del siglo XX. Las construcciones victorianas integraron elementos de la arquitectura india, como balcones y porches, para adaptarse a las condiciones climáticas locales, y en los demás edificios, destinados a viviendas y salas de cine, las nociones estéticas del art déco se fusionaron con formas conceptuales y simbólicas propiamente indias, dando así origen a un estilo único en su género que más tarde se denominaría art indo-déco. Estos dos conjuntos arquitectónicos son una muestra de las etapas por las que atravesó la modernización de Bombay a lo largo de los siglos XIX y XX.

  7. Los «sansa», monasterios budistas de las montañas de Corea

    Templo Beopjusa, en Corea del Sur
    Templo Beopjusa, en Corea del Sur - EFE/EPA/CIBM / UNESCO

    Los sansa son monasterios budistas dispersos en las montañas de las provincias meridionales de la Península de Corea. Fundados entre los siglos VII y IX, los siete monasterios-templos integrantes del sitio poseen rasgos comunes, típicamente coreanos, en su distribución espacial. Constan de un patio central cubierto denominado madang, que está flanqueado por cuatro edificios: la estancia de Buda, el pabellón, la sala de lectura y el dormitorio. Poseedores de un gran número de elementos arquitectónicos, objetos, documentos y santuarios primorosos, estos monasterios han subsistido hasta nuestros días y siguen siendo lugares donde se practica a diario la religión budista.

  8. Oasis de Al–Ahsa, un paisaje cultural en evolución (Arabia Saudí)

    Oasis de Al-Ahsa en el desierto de Arabia Saudí
    Oasis de Al-Ahsa en el desierto de Arabia Saudí - EFE/ Francois Cristofoli / Unesco

    Situado en la parte oriental de la Península Arábiga, el oasis de Al-Ahsa es un sitio serial que comprende jardines, canales, manantiales, pozos, un lago de drenaje, edificios históricos, un tejido urbano y sitios arqueológicos que se considera representan huellas de ocupación humana sedentaria en la región del Golfo desde el Neolítico hasta nuestros días. Esto se manifiesta en particular en las fortalezas históricas subsistentes, las mezquitas, los manantiales, los canales y otros dispositivos de gestión del agua. Con 2,5 millones de palmeras, Al-Ahsa es el mayor oasis del mundo. Este paisaje geocultural único es un ejemplo excepcional de interacción humana con el medio ambiente.

  9. Paisaje arqueológico sasánida de la región del Fars (Irán)

    Savestan, en la región de Fars
    Savestan, en la región de Fars - EFE/EPA/B. Sedighi / UNESCO

    Situados al sureste de la provincia iraní del Fars, estos ocho sitios arqueológicos se encuentran en tres zonas geográficas: Firuzabad, Bishapur y Savestan. Se trata de estructuras fortificadas, palacios y planos urbanos cuya construcción se remonta a los primeros y últimos momentos del imperio sasánida, que se extendió en la región entre los años 224 y 658 de nuestra era. Los sitios comprenden en particular la primera capital del fundador de la dinastía, Ardachir Papakan y una ciudad y estructuras arquitectónicas debidas a su sucesor, el rey Shapur Iº. Este paisaje arqueológico, que se apoya en una explotación óptima de la topografía natural, atestigua la influencia de las tradiciones culturales aqueménidas y partas y de los intercambios con el arte romano, que tuvieron una importante influencia en la arquitectura y los enfoques artísticos del periodo islámico.

  10. Parque Nacional de Chiribiquete (Colombia)

    Vista aérea del Parque natural de Chiribiquete, en el departamento de Guaviare (Colombia)
    Vista aérea del Parque natural de Chiribiquete, en el departamento de Guaviare (Colombia) - EFE/Mauricio Dueñas Castañeda

    Situado al noroeste de la Amazonia colombiana, el Parque Nacional de Chiribiquete es el territorio natural protegido más extenso de todo el país. Una característica del sitio es la presencia de tepuyes, grandes formaciones rocosas elevadas y aisladas, de pendiente vertical y cimas planas, que dominan la jungla. En las paredes de unas 60 grutas situadas al pie de estas elevaciones hay más de 75.000 pinturas cuya ejecución se remonta a unos 20.000 años antes de nuestra era. Presuntamente relacionadas con un culto al jaguar, símbolo de potencia y fertilidad, esas expresiones pictóricas representan escenas cinegéticas, guerreras, danzantes y ceremoniales. Las comunidades indígenas que no se hallan directamente presentes en este sitio lo consideran territorio sagrado.

  11. Pimachiowin Aki – «La tierra que da la vida» (Canadá)

    Reserva de la biosfera de Pimachiowin Aki
    Reserva de la biosfera de Pimachiowin Aki - EFE/EPA/Pimachiowin Aki

    Sitio cubierto de bosques boreales, surcado por ríos, constelado de lagos y humedales, Pimachiowin Aki, la «tierra que da la vida» en la lengua de los anishinaabeg, forma parte de los territorios ancestrales de este pueblo indígena que vive de la caza, la pesca y la recolección. El sitio agrupa porciones de los territorios de cuatro comunidades anishinaabeg: Bloodvein River, Little Grand Rapids, Pauingassi y Poplar River. La compleja red formada por los sitios dedicados a la subsistencia, la vivienda y las ceremonias cultuales, así como por los itinerarios principalmente fluviales y lacustres que los enlazan, constituye un paisaje excepcional en el que se ha materializado la inmemorial tradición indígena denominada ji-ganawendamang gidakiiminaan («conservar la tierra»), consistente en honrar los dones del Creador, respetar todas las formas de vida y mantener relaciones armoniosas con el prójimo.

  12. Sitio arqueológico de Thimlich Ohinga (Kenia)

    Entrada al recinto Kochieng en el sitio arqueológico de Thimlich Ohinga en Kenia
    Entrada al recinto Kochieng en el sitio arqueológico de Thimlich Ohinga en Kenia - EFE

    Situado en la región del lago Victoria, al nordeste de la ciudad de Migori, este sitio contiene los vestigios de un asentamiento humano fortificado que fue construido con piedras sin labrar y unidas sin mortero, a principios del siglo XVI probablemente. Las construcciones parecen haber servido para garantizar la seguridad de la población y del ganado, así como para determinar las diferentes unidades sociales y relaciones socioeconómicas vinculadas a sociedades basadas en el linaje. Thimlich Ohinga no sólo es el recinto de este tipo más vasto y mejor conservado de todos los existentes, sino que además constituye un ejemplo excepcional de las construcciones tradicionales compactas con piedra seca realizadas desde el siglo XVI hasta mediados del siglo XX por las primeras comunidades pastorales asentadas en la cuenca del lago Victoria.

  13. Sitio megalítico de Göbekli Tepe (Turquía)

    Edificio D en el sitio arqueológico de Goebekli Tepe
    Edificio D en el sitio arqueológico de Goebekli Tepe - EFE/EPA/Gobekli Tepe

    Situado al sudeste de Anatolia, en lo alto del Monte Germus, este sitio posee toda una serie de monumentos megalíticos circulares y rectangulares dispuestos en forma de recintos, que fueron erigidos por poblaciones de cazadores-recolectores en la etapa del Periodo Neolítico anterior a la alfarería (9600-8200 a.C.). Utilizados para la ejecución de rituales, probablemente funerarios, estos recintos poseen altos pilares en forma de T con animales salvajes esculpidos que nos dan una idea de la cosmovisión y las creencias de los pobladores de la Alta Mesopotamia hace unos 11.500 años.

  14. Sitios de los cristianos ocultos en la región de Nagasaki (Japón)

    Iglesia Nokubi
    Iglesia Nokubi - AFP PHOTO / JIJI PRESS / JIJI PRESS

    Situados al noroeste de la isla de Kyushu, los 12 elementos constitutivos de este sitio serial están integrados por diez pueblos, el castillo Hara y una catedral, construidos entre los siglos XVII y XIX. Todos estos lugares son testigos de las más antiguas actividades de los misioneros y colonos cristianos en el momento de su encuentro con el Japón, de la prolongada etapa ulterior de proscripción del cristianismo y persecución de sus adeptos, y de la fase de revitalización de las comunidades cristianas tras el fin de la prohibición en 1873. Este sitio constituye un testimonio único en su género de la tradición cultural específica surgida de la vida clandestina de los cristianos de la región de Nagasaki, que desde el siglo XVII hasta el XIX transmitieron en secreto su fe durante todo el periodo de proscripción del cristianismo en el Japón.

  15. «Aasivissuit-Nipisat». Cotos de caza marítimos y glaciares de los inuits (Dinamarca)

    La única casa en pie en Saqqaq fue construida por un particular después de que se abandonara el asentamiento. Se utiliza como cabaña de caza en el área de Aasivissuit - Nipisat, Groenlandia, Dinamarca
    La única casa en pie en Saqqaq fue construida por un particular después de que se abandonara el asentamiento. Se utiliza como cabaña de caza en el área de Aasivissuit - Nipisat, Groenlandia, Dinamarca - EFE/EPA/Jens Fog Jensen

    Situado en la parte central del noroeste de Groenlandia, este sitio posee vestigios ilustrativos de 4.200 años de la historia de sus poblaciones indígenas que han configurado todo un paisaje cultural con sus hábitos de caza de animales marinos y terrestres, sus migraciones estacionales y su rico e intacto patrimonio cultural inmaterial vinculado al clima, la navegación y la medicina. Elementos característicos de este sitio son las grandes casas para pasar la temporada invernal, las huellas de las partidas de caza del caribú y los yacimientos arqueológicos de la cultura inuit, tanto la prehistórica como la histórica. Integrado por siete localidades importantes, desde la de Nipisat, situada al oeste, hasta la de Aasivissuit, situada al este en las proximidades del casquete polar, el paisaje cultural de este sitio es una muestra de la perdurabilidad de las culturas humanas de Groenlandia y de sus ancestrales migraciones estacionales.

  16. Fanjingshan (China)

    Montaña Fanjingshan, situada dentro de la cordillera Wuling en la provincia de Guizhou, China
    Montaña Fanjingshan, situada dentro de la cordillera Wuling en la provincia de Guizhou, China - EFE/ Zhou Wenqing / Unesco

    Situada dentro de la cordillera Wuling en la provincia de Guizhou (sudoeste de China), Fanjingshan tiene una altitud de entre 500 y 2.570 metros sobre el nivel del mar, lo que favorece la gran diversidad de tipos de vegetación y relieve. Es una isla de rocas metamórficas en un mar de karst, hogar de muchas especies de plantas y animales que se originaron en el período terciario, hace entre 65 millones y 2 millones de años. El aislamiento del sitio ha llevado a un alto grado de biodiversidad con especies endémicas, como el abeto Fanjingshan (Abies fanjingshanensis) y el mono nariz chata (Rhinopithecus brelichi), y especies en peligro de extinción, como la salamandra gigante china (Andrias davidianus), el ciervo almizclero del bosque (Moschus berezovskii) y el faisán de Reeve (Syrmaticus reevesii). Fanjingshan tiene el hayedo primitivo más grande y contiguo de la región subtropical.

  17. Sitio tectónico de la cadena volcánica de los Puys y la falla de Limagne, Francia

    La alineación volcánica de la Chaîne des Puys y la Gran Falla de Limagne son testigos de un fenómeno colosal que da forma a la faz de la Tierra: la ruptura de los continentes. Al igual que un teatro natural, el sitio muestra cómo la corteza terrestre se fracturó, colapsó, permitiendo que los magmas se elevaran y levantaran masivamente la superficie. Esta historia geológica se refleja magníficamente en el paisaje y acompaña la imaginación del visitante mientras contempla estos volcanes verdes y lo que podría haber sido un nuevo océano.

  18. Valle de Tehuacán-Cuicatlán

    Fotografía del Valle de Tehuacán-Cuicatlán, en México
    Fotografía del Valle de Tehuacán-Cuicatlán, en México - EFE/Archivo/Hugo Ortuño

    El sitio Tehuacán-Cuicatlán se ubica en un complejo sistema de sierras y valles que generan una gran biodiversidad y diferentes ecosistemas. Una de las características ecológicas más excepcionales del valle de Tehuacán-Cuicatlán es que cuenta con una de las mayores concentraciones de cactus columnares en el mundo; 45 de las 70 especies reportadas en México se encuentran en esta porción central del país. El área también contiene arbustos xéricos, bosque caducifolio tropical, bosque de pinos, pino-encino y bosque nublado.

  19. Barberton Makhonjwa Mountains

    Mirador de Bulembu en las montañas de Makhonjwa
    Mirador de Bulembu en las montañas de Makhonjwa - AFP PHOTO / WIKUS DE WET

    Situado en el noreste de Sudáfrica, el sitio comprende el 40% de Barberton Greenstone Belt, una de las estructuras geológicas más antiguas del mundo. Las montañas Barberton Makhonjwa representan la sucesión mejor conservada de roca volcánica y sedimentaria que data de 3.6 a 3.25 mil millones de años, cuando los primeros continentes comenzaron a formarse en la Tierra primitiva. Cuenta con brechas de repliegue de impacto de meteoritos como resultado del impacto de los meteoritos formados justo después del Gran Bombardeo (4.6 a 3.8 mil millones de años atrás).