Zona de piscina del Son Dona Hotel
Zona de piscina del Son Dona Hotel

Así es el primer hotel solo para mujeres que abre en España

El nuevo Mallorca Som Dona Hotel solo acepta clientas mayores de catorce años que buscan relajarse sin sentirse observadas

Actualizado:

Es el primer hotel solo para mujeres de España. Solo para mujeres mayores de 14 años. Esa es la idea de negocio de Som Dona Hotel, un cuatro estrellas inaugurado el pasado mes de junio en Porto Cristo, en la zona oriental de Mallorca.

Durante su presentación a la prensa, en octubre del pasado año, Joan Enric Capellá, presidente de la compañía, explicó que la idea de poner en marcha un hotel para mujeres surgió al observar «una creciente tendencia de negocios enfocados al público femenino», que luego confirmó una encuesta realizada entre sus clientes femeninas. El resultado es un hotel pequeño, de unas 40 habitaciones, con piscina, spa, biblioteca y una terraza en la azotea. En octubre, una habitación Junior Suite ronda los 80 euros.

«Nuestra clientela es muy variada, aunque diría que lo que más hay son madres e hijas que quieren estar unos días solas, sin maridos ni hermanos», dijo recientemente la directora del establecimiento, Antonia Iturbide, al diario Última Hora. «Y la estancia más común es de cuatro días. Yo lo llamo un viaje kit kat».

Fachada del Som Dona Hotel
Fachada del Som Dona Hotel

Los responsables del hotel se han preocupado de aclarar en distintas entrevistas que no se trata de un hotel feminista ni tiene ningún objetivo político. Solo es una idea de negocio en la que ofrecen un lugar en el que las mujeres pueden estar completamente relajadas. En cierta forma, recuerda a la fórmula «solo para adultos», que al principio sorprendió y provocó críticas y ahora es uno de los sectores más al alza en el mercado.

La búsqueda del público femenino en el mundo de los viajes no es nueva. Este año, por ejemplo, se cumple una década desde que nacieron Focus on Women, una agencia de viajes solo para mujeres creada por Alice Fauveau, y Mujer y Viajera, una iniciativa de Carolina Esteller. Y en diversos países pueden encontrarse espacios «solo para ellas» como gimnasios o espacios de trabajo compartidos.

Hace apenas un año también nació Etheria Magazine, «un medio digital turístico creado por mujeres periodistas, especializadas en el sector de los viajes, y dirigido a mujeres, principalmente, a las que les apasiona viajar y quieren estar bien informadas», dirigido por una profesional con amplia experiencia en el sector, Pepa García.

«Estoy sorprendida por el revuelo que ha habido -comenta Pepa a ABC Viajar-. Cuando abrió la cadena de gimnasios Curves, que sólo era para mujeres, nadie puso el grito en el cielo. Yo misma fui usuaria porque agradecía el ir a un espacio donde no iba a sentirme observada y los ejercicios se adaptaban a mis necesidades, al igual que los vestuarios, etc. En este caso, el hotel Som Dona ha nacido con criterios empresariales, tras un estudio de mercado, y no reivindicativos. Es el primero, y no creo que el último, en intentar cubrir una necesidad real: hay viajeras que prefieren alojarse en un entorno relajado donde se mimen sus necesidades y puedan actuar con libertad –sin ser observadas en la piscina o en el spa–. En líneas generales, a la mujer le agrada compartir espacio con otras mujeres. Si además se añade una oferta de comida saludable, opciones de relax, complementos en las habitaciones específicos para la mujer, etc. la fidelización está asegurada. Creo que es una opción perfecta para mujeres que viajan solas, porque aún existe miedo a viajar sin compañía y en este entorno encontrarían un entorno más seguro».