Icehotel (Suecia)
Icehotel (Suecia)

Los mejores iglús y hoteles de hielo del mundo (uno en España)

Alojamientos para dormir bajo cero sin pasar frío en una escapada muy invernal

Actualizado:

Los hoteles de invierno ganan fuerza entre los viajeros que buscan nuevas experiencias alojándose en iglús con temperaturas bajo cero y muebles excavados en el hielo. Booking.com ha recopilado cinco de estos alojamientos en destinos de todo el mundo para disfrutar de una noche diferente. Añadimos una sexta experiencia, en Tena Park (Huesca), galardonada como mejor experiencia turística de Aragón.

123456
  1. Snow Hotel (Finlandia)

    El Snow Hotel se encuentra en la Laponia finlandesa y ofrece habitaciones hechas completamente de hielo y nieve. Si te preguntas cómo vas a estar cómodo en una habitación que tiene una temperatura media de -5°C, te gustará saber que las camas están cubiertas de cálidas pieles de cordero y sacos de dormir con interiores de felpa muy calentitos. En el Snow Hotel también podrás disfrutar de experiencias invernales únicas, como el Snow Castle, una capilla para bodas (Snow Chapel), muchas esculturas con efectos de luces, una galería de piedras preciosas y un programa semanal con diferentes actividades para los clientes.

  2. Icehotel (Suecia)

    El Icehotel, escondido entre varios lagos y colinas del norte de Suecia y ubicado a unos de 160 km del Círculo Polar Ártico, se reconstruye cada invierno de arriba a abajo con la nieve y el hielo del cercano río Torne. La temperatura del hotel varía entre los -5 y los -8°C, y cada una de las habitaciones cuenta con su propia decoración temática y con muebles excavados en el hielo por artistas de todo el mundo. Después de dormir en un saco térmico, sobre una cama cubierta con pieles de reno, seguro que te levantas bien fresco y con ganas de empezar el día con un desayuno sustancioso. Cuando termines, vete a pasar un rato a la sauna, a la bañera calentada a leña o al baño de hielo. Los alrededores de Jukkasjärvi son ideales para practicar actividades al aire libre de invierno, como excursiones en trineo tirado por perros o renos o tours en moto de nieve.

  3. Sorrisniva Igloo Hotel (Noruega)

    El Sorrisniva Igloo Hotel se encuentra junto al río Alta, a 20 km del centro de Alta, y su impresionante estructura de 2.000 metros cuadrados se reconstruye completamente cada año con el hielo y la nieve del invierno. La temperatura interior es de entre -4 y -7 °C, por lo que es recomendable llevar ropa interior térmica para mantener el calor; aunque en cada habitación encontrarás cubiertas para la cama de cuero de reno y sacos de dormir extremadamente cálidos. Si te gusta el arte, no te pierdas las esculturas de hielo que hay repartidas por todo el alojamiento. Si eres más de aventuras al aire libre, el amable personal del hotel estará encantado de ayudarte a reservar un safari en moto de nieve para que puedas explorar los maravillosos alrededores.

  4. Hotel de Glace - Saint-Gabriel-De-Valcartier (Canadá)

    El Hotel de Glace de Saint-Gabriel-De-Valcartier (Quebec), con sus tres bares de hielo temáticos, un tobogán de hielo y una capilla de hielo con capacidad para 70 personas, es un lugar de interés por mérito propio y es el único hotel de su género en Norteamérica. El amable personal del hotel te dará una calurosa bienvenida con un cóctel servido en una copa de hielo, antes de llevarte a tu habitación, que estará a una temperatura de entre -3 y -5°C. Si quieres escapar del frío durante un rato, el hotel cuenta con un parque acuático interior climatizado, así como una zona de relajación de estilo nórdico con spa y sauna al aire libre.

  5. Blacksheep Village Igloo La Plagne (Francia)

    Con vistas al emblemático Mont Blanc, el Blacksheep Village Igloo La Plagne es una muy buena opción si quieres combinar tu estancia en el iglú con las pistas de esquí, ya que se encuentra en La Plagne, cerca de los remontes de Belle Plagne y Bergerie. Podrás practicar todo tipo de actividades al aire libre, como bobsleigh y luge, antes de disfrutar de una deliciosa fondue de queso. Si lo de dormir en una cueva de nieve no es lo tuyo, también puedes alojarte en el Hot Igloo (o iglú caliente) y disfrutar del calorcito de una estufa de leña.

  6. Tena Park, Huesca

    Una experiencia única en España que da la posibilidad de dormir en plena naturaleza bajo el cielo estrellado del Pirineo en invierno es la que propone Turismo de Aragón y Tena Park. La actividad comienza haciendo una ruta en moto de nieve o trineo tirado por perros nórdicos en un paisaje nevado espectacular. Luego se construye un iglú donde pasar la noche el más puro estilo esquimal, de la forma más confortable, disfrutando de las montañas nevadas, la luna y las estrellas para amanecer en un fabuloso entorno. Y además se degustan productos típicos aragoneses del Valle de Tena al calor del fuego en un refugio de montaña. Todo ello acompañado por profesionales. El precio es a partir de 249 euros por persona. Info: tel.: 693 695 580, http://www.tenapark.com/ Turismo de Aragón tel.: 902 265 265