Piscina en la azotea del MiM Sitges
Piscina en la azotea del MiM Sitges

Así es el hotel boutique que ha comprado Messi en Sitges

Construido en el año 2013, el hotel boutique MiM Sitges dispone de 77 habitaciones

Actualizado:

Si hace pocos meses era Cristiano Ronaldo quien inauguraba uno de sus últimos hoteles es ahora su gran rival, el futbolista del Barcelona Leo Messi, quien ha entrado en el negocio en Europa con la adquisición de un alojamiento de cuatro estrellas superior en Sitges (Barcelona), que será gestionado por el Grupo Majestic.

Situado en el centro de Sitges, a cien metros de la playa, el hotel boutique MiM Sitges dispone de 77 habitaciones, 5 Junior Suites y una Suite además de tener 300 metros cuadrado de salones donde celebrar eventos.

La terraza, situada en la última planta del hotel, con vista panorámica a Sitges y el Mediterráneo, piscina y tumbonas, es uno de los espacios más llamativos del hotel. Uno de los lugares que más disfrutaría el astro argentino sería sin duda de su spa con circuito de hidroterapia, una completa carta de tratamientos, una cabina VIP (para tratamientos en pareja) y otra de oxígeno.

Según ha informado Expansión, el jugador del Barça habría pagado alrededor de 30 millones de euros por el hotel, situado en el número 12 de la avenida Sofía y que ahora ha pasado a llamarse MiM Sitges (hasta hace poco se le conocía como el Avenida Sofía Hotel).

Fuentes del Grupo Majestic han confirmado a Efe que la cadena gestiona este hotel desde mediados del pasado mes de mayo.Construido en el año 2013, el hotel recibió la certificación LEED Platinum, distintivo que regula la condición de edificio sostenible y que concede el US Green Building Council.

Messi -informa EP- constituyó recientemente una nueva sociedad para la inversión en hoteles y apartamentos bajo el nombre de Rosotel, y según el Registro Mercantil el holding que canaliza las inversiones de Leo Messi, Limecu España 2010, creó Explotaciones Rosotel para «la explotación de negocios relacionados con el sector de la hostelería, en particular la gestión de bares y restaurantes y la adquisición, venta y tenencia de hoteles y apartamentos».

Esta operación no es la primera inversión de Messi en el sector inmobiliario catalán, ya que el jugador es el propietario del Edificio Rostower, en el Eixample de Barcelona.