El Ritz acepta clientes sin corbata por primera vez en su historia
El Hotel Ritz es uno de los más simbólicos de Madrid - hotel ritz

El Ritz acepta clientes sin corbata por primera vez en su historia

También admiten por primera vez mascotas: dispondrá en las habitaciones de cojines, comederos e incluso sillones

Actualizado:

El Hotel Ritz by Belmond es uno de los estandartes del lujo en Madrid. Vecino del Museo del Prado y del Museo Thyssen-Bornemisza, abrió sus puertas el 2 de octubre de 1910 para traer el glamour a la capital española, y ahora, más de un siglo después, renueva su imagen para acercarse más al siglo XXI.

«Me di cuenta que fuera de España, Madrid no se conoce tanto como Barcelona», explica su Director General, Christian Tavelli. Fue ese el motivo que le ha llevado a unir el Ritz y Madrid en una experiencia única; acercando los turistas a la capital y facilitando el acceso a los madrileños a uno de sus hoteles más icónicos.

Un Ritz más cercano

Cuentan que, cuando Grace Kelly se alojó en el Hotel Ritz, traía con ella un pequeño perrito cuya entrada impedían las normas del hotel. El director aconsejó a la actriz que lo guardase en su bolso hasta llegar a su suite, porque «si no lo vemos, no lo podemos prohibir».

Eso ya no pasará en el Hotel Ritz, ya que desde este momento acepta la entrada de mascotas, para los que dispondrá en las habitaciones de cojines, comederos e incluso sillones para que las mascotas se sientan tan mimadas como sus dueños.

Además, por primera vez en su historia y durante el mes de agosto, el Hotel Ritz invita a todos aquellos clientes que lo deseen a no llevar corbata. Una manera más cómoda de disfrutar del Ritz, de su restaurante Goya y de su magnífica terraza, sin que la corbata provoque ningún tipo de sofoco.

Por otro lado, y también durante el próximo mes, el Hotel Ritz obsequiará a sus clientes del brunch con una botella de Champagne Brut de Laurent-Perrier por cada dos personas. Sin duda, un detalle único que mejorará, si es posible, la experiencia de disfrutar de un buen brunch en un lugar como el Jardín del Ritz.

MadRitz, para los locos por Madrid

Entre las novedades que incluye el nuevo Hotel Ritz se encuentran las experiencias MadRitz. Un juego de palabras entre las letras que simbolizan la capital y la palabra «mad» que en inglés significa «loco».

Así, los huéspedes del Ritz enloquecerán por Madrid con programas que disponibles durante todo el año que les acercan la cultura española, y sobretodo la madrileña.

Desde una excursión en una limusina a Toledo para conocer la exposición de El Greco, a un taller de tapas para que se conviertan en verdaderos expertos y sorprendan a sus familiares en la vuelta a casa; MadRitz no deja un cabo suelto en lo que se refiere a empaparse de la cultura española..

Incluso ha creado un programa especial para niños, en el que visitar en familia el Museo del Prado, el parque biológico Faunia, el Estadio Santiago Bernabéu, el Parque Warner Bros o el Centro de Karts de Carlos Sainz... Una amplia gama de actividades para que los más pequeños se impregnen de la diversión y la cultura madrileña.

Además, dispone de un espacio reservado expresamente para ellos dentro del hotel, donde podrán pintar y jugar bajo la atenta vigilandia de un animador. Incluso existe un menú infantil especial con sus platos favoritos para que elijan qué comer, siempre dentro de una dieta equilibrada.

El DalíTini, la bebida que hechizó a Dalí

A pesar de sus novedades, el Ritz también vuelve a impulsar sus clásicos.

Entre ellos, vuelve a apostar por un DalíTini, un cóctel creado por el mismísimo Salvador Dalí al cortarse, de forma accidental, con su copa. Unas gotas de su sangre cayeron en su cóctel, creando así un combinado conocido por el nombre de «DalíTini».

Una mezcla única a base de Martini blanco, Cointreau y Vodka, servido con pulpa de cerezas para recrear la sangre de Dalí. Un cóctel que resume a la perfección lo que significa este nuevo Hotel Ritz.