Pipper, el perro que recorre España para descubrir los destinos turísticos dogfriendly

Pipper es el primer perro turístico del país que viaja junto a su amo para buscar y descubrir lugares donde los perros son bienvenidos. Durante un año recorrerán los 50 destinos más icónicos de España

MADRIDActualizado:

Pipper se ha convertido en el primer perro turístico e influencer que da la vuelta a España para buscar y promover los destinos turísticos dogfriendly del país. Este Parson Russell Terrier nació en mayo de 2016 en Borda Txiki, al pie del monte Adarra, a dos pasos de San Sebastián, y acaba de comenzar junto a su amo y a su adiestrador un divertido viaje por los puntos más icónicos de España para descubrir los sitios en los que los perros también son bienvenidos. Diez millones de españoles conviven con sus perros por lo que esta iniciativa puede ayudar a muchos de ellos a planear sus vacaciones en compañía de sus mascotas.

Pipper llegó a la vida de Pablo Muñoz Gabilondo hace dos años. Este periodista donostiarra afincado en Madrid nunca había tenido perro y se encariñó de él descubirendo a su lado el mundo de las mascostas. «Hubo dos cosas que me llamaron la atención. Por un lado, la comunicación que los perros genera entre las personas, en un momento en el que estamos más pendientes de las pantallas móviles. Por otro, que son pocos los lugares de ocio a los que puedes acudir con tu mascota, es algo que está en desarrollo», cuenta a ABC. Pablo, con una gran experiencia periodística en el mundo del turismo, no paraba de dar vueltas al hecho de que España es el segundo destino turístico del mundo y un bajo porcentaje de establecimientos son considerados dogfriendly. «Hay algo que no cuadraba porque muchos de los turistas que vienen a España tienen perro», puntualiza.

Pipper en Segovia, ante el Acueducto
Pipper en Segovia, ante el Acueducto - PABLO MUÑOS GABILONDO

Comenzó a indagar y descubrió que había embajadores caninos turísticos en distintos países e incluso un perro en Japón muy famoso en Instagram. ¿Por qué no hacer algo diferente? «Y es como me decidí a dar la vuetla al país para dar a conocer los destinos turísticos amigos de los perros», indica el periodista. Perro y amo querían buscar gestos sencillos en los establecimientos donde puedan sentirse a gusto tanto los que tienen perro como los que no y de esta forma generar más economía.

Los 50 lugares más icónicos de España

Pipper fue adiestrado para poder hacer fotos y grabar cortos en distintos escenarios de manera divertida. «Diseñé la vuelta a España eligiendo el Top 50 de los lugares más icónicos del país», matiza el promotor de la idea. ¿Qué buscan los dueños de los perros cuando viajan? Según el dueño de Pipper, «queremos variedad de sitios a los que acudir». Además se agradecen gestos como el de colocar cuencos de agua para los perros o chucherías para premiarlos. Y otra cosa importante, «que no se discrimine a los perros según su tamaño». En su opinión, hace falta un cambio cultural en España y los perros educados son los que podrían entrar en los lugares que así lo permiten. «Los dueños somos responsables de nuestros perros y debemos cuidar de ellos y asegurarnos que saben estar en los sitios», matiza. Y pone un ejemplo. En Alemania para tener un perro, además de ponerle el microchip y tener las vacunas al día como en España, debes realizar un curso de educación cívica con él.

Pipper en San Lorenzo de El Escorial
Pipper en San Lorenzo de El Escorial - PABLO MUÑOS GABILONDO

Después de diseñar el viaje Pablo Muñoz Gabilondo buscó socios para hacerlo realidad. La Junta de Castilla y León (que ha nombrado a Pipper su embajador turístico), Renfe, Bayer, Dingo Natura y Trixie son los patrocinadores del proyecto. «Durante un año visitaremos 50 puntos de todas las Comunidades Autónomas entre los cuales están las 9 provincias de Castilla y León», explica Pablo. Comenzaron en Salamanca a finales de mayo, ya han estado en Escorial y en Zamora y se marchan para Galicia y todo el Cantábrico. La idea es hacer coincidir la visita con los mejores momentos de cada lugar. «Estamos contando los lugares a los que puedes acudir con tu perro y también descubriendo zonas exclusivas para ellos. Por ejemplo, me han contado que en Madrid y en Cataluña hay piscinas específicas para perros así que las visitaremos», puntualiza. Pipper y su dueño están descubriendo muchas cosas, como que es posible acceder a algunos monumentos juntos. Tal es el caso de las torres de la catedral de Salamanca. En Renfe se puede viajar con perro de hasta 10 kilos y en el Cercanías no hay límite de peso.

Con solo dos años Pipper ya tiene muchas aventuras que contar, y las que le quedan. Debe su nombre a una mezcla entre pepper (pimienta en inglés) y piper (pimiento en euskera) y se lo pusieron porque no para quieto, sobre todo si hay una pelota de por medio. En sus primeras semanas de viaje «está feliz, le encanta viajar y estar con su amo. Es un turista pero sobre todo es un perro y le dejamos tiempo y espacio para que así sea», aclara su amo. Le dan espacio para que corra y huela, «su olor es como nuestra vista, necesita inspeccionar cada destino». Todas las aventuras de este viaje se pueden seguir en www.pipperontour.com Ya hay personas que le reconocen por la calle y quieren que sus mascotas se hagan una foto con Pipper.

Pipper en la Plaza Mayor de Valladolid donde fue presentado a los medios de comunicación
Pipper en la Plaza Mayor de Valladolid donde fue presentado a los medios de comunicación - PABLO MUÑOS GABILONDO