Imagen de la celebración de San Juan - Juan Carlos Soler | Vídeo: Las Hogueras de San Juan, una fiesta esperada por los alicantinos (EP)

Los mejores sitios para celebrar la Noche de San Juan

Lugares especiales de norte a sur para hacer aún más mágica una de las noches más esperadas del año en nuestro país

Actualizado:

La llegada del solsticio de verano inunda toda la geografía española con ritos y tradiciones ancestrales este 23 de junio.

Cada año, la Noche de San Juan congrega a miles de personas en playas y lugares mágicos para vivir unas horas en torno a las hogueras en buena compañía. Aquí te mostramos algunos de los mejores sitios para vivir esta jornada tan especial.

123456
  1. La Noite Meiga: La Coruña, Galicia

    La celebración de «San Xoan»es una de las verbenas de San Juan que no deberías perderte. Durante todo el mes de junio, la ciudad gallega se convierte en un escenario bañado en fuego con las innumerables hogueras de la noche de San Juan.

    El domingo 23 las playas de La Coruña saben a sardinas asadas y huelen a leña ardiendo. Más de cien mil personas se reúnen a media noche en la Playa de Orzán para disfrutar de «La Noite Meiga», una fiesta de Interés Turístico Internacional en la que las meigas encienden las hogueras, se cumplen ritos ancestrales y se brinda por la esperada llegada del verano.

  2. Fogueres de Sant Joan: Alicante, Valencia

    Estas son las mayores fiestas de la ciudad y tienen su origen en la antigua costumbre de quemar objetos mientras se bailaba alrededor de las hogueras. Aunque los festejos comienzan oficialmente el día 20 de este mes, se celebran desde el 23 hasta el 24.

    Sorprendentemente parecido a las fallas, este evento también es de Interés Turístico Internacional y una experiencia única en la que el fuego y el Mediterráneo se fusionan bajo un espectáculo pirotécnico.

  3. Festes de Sant Joan: Ciutadella, Menorca

    En Menorca, y concretamente en Ciutadella, el día de San Juan coincide con su patrón. Los festejos, que suelen durar una semana y acoger a miles de visitantes, incluyen hogueras, espectáculos de fuegos artificiales y guerras de avellanas.

    Pero la imagen más representativa de esta fiesta es la entrada en la Plaça des Born de más de un centenar de jinetes a lomos de caballos engalanados que protagonizan divertidos juegos medievales en la plaza.

  4. La quema de los «júas»: Málaga, Andalucía

    Durante San Juan, malagueños y turistas acuden a las playas de la ciudad que se vuelca en la celebración del solsticio de verano.

    Música, conciertos, espetos de sardinas y bailes inundan las calles. Amigos y familias se reúnen a las 24.00 de la noche junto a la orilla del mar mientras preparan las hogueras de San Juan. Es entonces cuando se queman los famosos «Júas».

  5. Sant Joan: Tarragona, Cataluña

    En Tarragona las verbenas están presentes en gran parte de los barrios. Cenas bajo las estrellas y pirotecnia hasta bien entrada la madrugada amenizan la noche a quienes se desplazan hasta el lugar para vivir esta noche tan especial.

    Las llamas se encienden con la «Flama del Canigó», un fuego que se enciende en la cima de la mítica montaña del Canigó, en el Pirineo. Tampoco es recomendable perderse los castillos humanos que levantan durante el día de los «castellers» de Tarragona ni la lluvia de fuego bajo las que bailan los «Diables» por la Noche de San Juan.

  6. Fiesta del Agua y del Jamón de Lanjarón: Granada, Andalucía

    En Lanjarón las Fiestas del Agua y del Jamón y la celebración de San Juan van de la mano. La población situada en la Alpujarra Granadina dedica cinco o seis días a disfrutar de estas jornadas tan divertidas en las que los vecinos se vuelcan por completo.

    Tras «La Pública», momento en el que todo el pueblo desfila disfrazado, llega la Noche del Agua, una carrera en la que locales y visitantes se mojan de arriba abajo. Cubos, pistolas de agua, mangueras… Cualquier cosa vale porque lo único que importa es que todo el mundo acabe empapado al grito de «Esto no es San Juan, esto es cachondeo. ¿Dónde está el agua? Que yo no la veo». Una degustación gratuita de jamón pone el broche a tan refrescante velada.