espectáculos

Los diez mejores cambios de guardia del mundo

El relevo de soldados en lugares emblemáticos de algunas ciudades es un espectáculo digno de presenciar

Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

Visitar una ciudad implica ver sus monumentos, contemplar sus monumentos y disfrutar de la gastronomía propia de la región. Sin embargo, son pocos los viajeros que incluyen los cambios de guardia en los «must see». ABC Viajar te presenta una selección de algunos de estos particulares momentos del día a día de las ciudades.

1 ATENAS (Grecia)

adrián delgado
adrián delgado

Seguro que si piensas en zapatos con pompón, gorros rojos con flecos y traje de falda no imaginas que estamos hablando de soldados. Pues sí, los soldados griegos que realizan el cambio de guardia en la Plaza de Syntagma van ataviados con esta indumentaria. Estos soldados reciben el nombre de «evzones», y se visten con una falda blanca con 400 pliegues que representan, uno a uno, los años de presencia otomana en Grecia. Quizá lo más llamativo de este cambio de guardia es el ruido que hacen las tachuelas de los zapatos de estos soldados al rozar contra el suelo al realizar la coreografía del cambio. Se realiza todos los días, iniciándose cada hora impar, pero si quieres que el espectáculo vaya acompañado de música deberás esperar hasta las 10.45h de los domingos. Intenta llegar con antelación para poder coger un buen sitio.

2 COPENHAGUE (Dinamarca)

alexandre bordeu
alexandre bordeu

El cambio de guardia de la capital danesa tiene lugar en el Palacio de Amalienborg, lugar de residencia de la reina Margarita. La Familia Real vive ahí desde el siglo XVIII, y de vez en cuando alguno de los miembros de la realeza se asoma al balcón para saludar a la gente que espera para ver el cambio de guardia. A las 11.30h, los soldados salen del Castillo de Rosenborg camino a Amalienborg, donde llegan media hora después para relevar a sus compañeros.

3 MÓNACO (Principado de Mónaco)

julian fong
julian fong

La ciudad de la curva de Fórmula 1 más famosa del mundo también tiene su particular cambio de guardia. Los exteriores del Palacio Grimaldi se visten de color todos los días cinco minutos antes del mediodía, cuando los «carabiniers» cambian de turno. El Palacio está muy cerca de la Catedral de Mónaco, un edificio de estilo romano-bizantino que merece la pena ver. Como curiosidad, en esta Catedral se hallan las tumbas de los príncipes y princesas del Principado de Mónaco.

4 WASHINGTON (Estados Unidos)

steve
steve

No todos los cambios de guardia tienen lugar en Europa. También en Estados Unidos, en el cementerio de Arlington, acontece un cambio de guardia que merece la pena ver. En el cementerio más grande del mundo –más de 2.500 metros cuadrados– podrás ver cada hora el relevo de los soldados delante de la Tumba del Soldado Desconocido. De abril a septiembre, el cambio se produce cada media hora.

5 LONDRES (Inglaterra)

ministerio de defensa británico
ministerio de defensa británico

Nada menos que 45 minutos es lo que tarda el cambio de guardia londinense en efectuarse por completo. Los soldados que velan por la seguridad del Palacio de Buckingham se relevan diariamente a las 11.30 de mayo a julio. El resto del año se realiza cada dos días, aunque es habitual que las lluvias británicas suspendan el acto. Puedes ver el calendario de celebraciones aquí.

6 MADRID (España)

antonio garcía rodríguez
antonio garcía rodríguez

La capital de España también tiene su propio cambio de guardia. Podrás disfrutar de él todos los primeros miércoles de mes, a las 12 en el Palacio Real. La Puerta del Príncipe es testigo de honor del relevo que realiza la Guardia Real delante de cientos de turistas que se congregan para verlo en directo. Ya que pasas por ahí, no dudes en visitar el Palacio por dentro. Sin guía la entrada cuesta 10 euros, rebajándose a la mitad si eres miembro de alguno de los grupos que obtienen tarifa reducida.

7 PRAGA (República Checa)

simo
simo

De todos los cambios de guardia que se proponen en este artículo, el de la capital checa sea el menos espectacular visualmente. Sin embargo, es un atractivo turístico del que no todos los visitantes de la República Checa pueden presumir de haber visto. Se lleva a cabo todos los días a las 12 del mediodía. Este acto incluye el izado de la bandera checa, y los soldados desfilan al ritmo de una banda de música militar. Además de este cambio, cada hora se realiza otro cambio de guardia, que en este caso no incorpora ningún atractivo añadido.

8 VALENCIA (Venezuela)

xolkanf
xolkanf

Al leer que hay un cambio de guardia en Valencia probablemente te has quedado impresionado. No se trata de la ciudad del Turia, sino una localidad venezolana. En el suroeste de Valencia se encuentra el Campo de Carabobo, lugar donde se llevó a cabo la batalla del mismo nombre que selló la independencia de Venezuela. Bajo el arco construido para celebrar el centenario de esa batalla se encuentra la tumba del Soldado Desconocido donde se efectúa el cambio de guardia. Lo más llamativo es el uniforme de los protagonistas, que recuerda a la vestimenta de soldaditos de plomo. Los mejores días para presenciar el cambio de guardia son los viernes, sábados y domingos, ya que se producen relevos cada dos horas.

9 SANTIAGO DE CHILE (Chile)

clau erices
clau erices

Si estás de paso en Santiago de Chile, a las 10 de la mañana debes estar puntual en la Plaza de la Constitución. A esa hora es cuando arranca el cambio de guardia del Palacio de la Moneda. Los carabineros relevan turno frente a cientos de personas que se congregan en la cara norte del centro del poder ejecutivo del país, acompañados de una banda que interpreta marchas militares o temas de los Cadillacs. Merece la pena aguantar hasta que empiece. Sólo dura media hora, pero la conocida como «Ceremonia del Relevo» no defrauda.

10 OTTAWA (Canadá)

mark watmough
mark watmough

La primera impresión que tiene un turista al presenciar el cambio de guardia del Parlamento de Ottawa es que se ha equivocado de país y está visitando Londres. Tranquilo, estás en Canadá. Al ver los uniformes de los Governor General’s Foot Guards y los Grenadiers Guards se tiene la sensación de que son iguales a los londinenses, puesto que éstos también visten de rojo y se cubren la cabeza con «bearskins», unos tocados muy llamativos de piel de oso. El acto, que comienza a las 10 de la mañana, es un precioso «baile» de soldados envueltos en precisión de movimientos, un entorno maravilloso y una escenografía muy cuidada.