Caldwell y Jorgeson, abrazos al final de la escalada - coreyrichproductions
Éxito histórico

Dos escaladores derrotan a El Capitán, la pared más difícil del mundo

Tras 19 días de escalada solo con sus manos y pies, Caldwell y Jorgeson hacen cumbre en la ruta Dawn Wall de esta roca de 914 m, en el Parque de Yosemite

Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

El reto parecía una misión imposible. Otros escaladores han vencido a El Capitán -una formación rocosa que se encuentra dentro del Parque Nacional de Yosemite-, pero nunca en estilo libre, sin ayuda de clavos, cuerdas o mosquetones. Tommy Caldwell, de 36 años, y Kevin Jorgeson (30) habían fracasado en otros dos intentos años atrás. Esta vez, sin embargo, todo ha sido diferente. Ayer miércoles, algo más de las once de la noche en España, hicieron cumbre tras un esfuerzo gigantesco que pasará a la historia de la aventura y el deporte.

La escalada comenzó el pasado 27 de diciembre. En El Capitán -una formación rocosa que se encuentra dentro del Parque Nacional de Yosemite- se cuentan decenas de rutas utilizadas en otras expediciones, pero Caldwell y Jorgeson llevaban años en busca de algo nunca conseguido (hasta ahora): escalar la pared Dawn Wall solo sus con sus dedos, solo sus piernas.

[Escalada libre significa «sin ayuda», o lo que es lo mismo subir un muro con las manos y los pies. El escalador utiliza algunas herramientas (cuerdas, arneses...), pero solo para recogerle si cae].

Los dos alpinistas eligieron el invierno para su asalto al Dawn Wall. Así intentaban limitar el efecto del calor y el sudor. Además, han trepado de noche, a la luz de los faroles, para mejorar el agarre de las yemas de sus dedos. Cada poco tiempo hundían sus manos en una bolsa de carbonato de magnesio, una solución que evita la sudoración. Y así cada hora, cada día, con pausas para descansar y recuperar energías, para aliviar el dolor de las manos ensangrentadas. Jorgeson necesitó cubrir sus dedos con esparadrapo y descansar varios días para superar uno de los tramos más difíciles de la subida.

¿Cómo se han alimentado? Esta era desde el principio una aventura larga, de muchos días. Por ello, ha sido necesario la ayuda de compañeros de escalada, que han utilizado cuerdas fijas para subir el alimento necesario. Entre otras cosas llevaron un recipiente enorme con pimientos, aguacate, pepino y bocadillos de salami, según contó Caldwell a National Gepgraphic.

¿Dónde han dormido? Han utilizado una especie de tienda de campaña asegurada a la pared. Mientras dormían, se ataban a sí mismos a la pared por razones de seguridad.

Esta ha sido probablemente la escalada más seguida de la historia a través de las redes sociales. Los escaladores contaban casi en tiempo real su experiencia. “Esto no ha terminado hasta que ha terminado #dawnwall”, escribió Jorgeson a las 8.40 del miércoles. Durante estos 19 días, un grupo de cámaras seguía sus movimientos constantemente, por lo que en las próximas semanas veremos documentales sin duda espectaculares de esta epopeya.

La noche del martes, el dúo de se detuvo en la sección 27 de las 32 que tiene la ruta Dawn Wall. El miércoles por la mañana, ocho personas, entre ellas la novia de Jorgeson y un grupo de sus amigos, subieron a la cumbre de El Capitán por una ruta de senderismo para abrazar a los dos héroes. Tommy Caldwell fue el primero en llegar; Kevin Jorgeson lo hizo 16 minutos después, cuando se fundieron en el abrazo que recoge la foto que encabeza estas líneas.