El Allure of the seas y su gemelo, el Oasis. Ambos estarán en el Mediterráneo
El Allure of the seas y su gemelo, el Oasis. Ambos estarán en el Mediterráneo

El crucero más grande del mundo tendrá su base en España

El Allure of de Seas, con capacidad para 6.300 pasajeros, operará en 2015 desde Barcelona y realizará escalas en Palma de Mallorca y Málaga

Actualizado:

Royal Caribbean International acaba de anunciar que, por primera vez desde que el barco le fuera entregado en el astillero de Turku (Finlandia) a finales de 2010, el Allure of the Seas regresará a Europa en 2015 donde realizará una temporada completa en el Mediterráneo. Barcelona será su puerto base y realizará escalas semanalmente en otro puerto español, Palma de Mallorca.

La llegada del Allure of the Seas tendrá un gran impacto económico, ya que se calcula que en él viajarán más de 150.000 pasajeros en 2015 (300.000 sumando escalas y embarques) que generarán unos beneficios más de 27 millones de euros en nuestro país posicionándolo como referente mundial del crucero y potenciando, por tanto, la marca España. Estas cifras confirman y refuerzan, además, la buena salud de la industria de cruceros en España. Un sector que continuamente se esfuerza por renovarse y que generó en 2012 más de 1.255 millones de euros, más de 26.000 puestos de trabajo y que llevó a los puertos españoles a 5,2 millones de cruceristas europeos (sumando escalas y embarques).

El Allure of the Seas llegará al puerto de Barcelona a comienzos de mayo de 2015, desde allí realizará un crucero corto de 5 noches y 22 itinerarios de 7 noches hasta su última salida a mediados de octubre, cuando finalizará su temporada en Europa. Tras Barcelona, el buque visitará semanalmente los puertos de Palma de Mallorca, Marsella (Provenza), La Spezia (Florencia y Pisa), Civittavechia(Roma) y Nápoles. También realizará dos escalas en Málaga, una a su llegada desde Miami a España y otra en su partida hacia el Caribe en otoño 2015.La presencia del barco en tres de los puertos más importantes de nuestro país permitirá a los cruceristas españoles conocer de primera mano el crucero más grande e innovador del mundo y tener la posibilidad de descubrir todo lo que él ofrece.

Es la primera vez que un barco de estas características opera de forma continuada en Europa, pues hasta ahora lo había hecho únicamente en el Caribe, teniendo Miami como puerto de embarque. Es por ello que su llegada supondrá no sólo un gran impacto económico, sino también un impulso turístico para España, pues pasajeros procedentes de todo el mundo viajarán hasta Barcelona para embarcarse en él y, la mayoría de ellos prolongarán su estancia; contribuyendo así a potenciar Barcelona y España como epicentro europeo de turismo de cruceros.

El barco, que vio la luz a finales de 2010, cuenta con un registro bruto de 225.282 toneladas, 362 metros de eslora, 66 metros de manga, 16 cubiertas y una capacidad para 2384 tripulantes y 6.318 pasajeros (5.400 en ocupación doble). Además, en sus siete vecindarios temáticos posee una impresionante e innovadora oferta de ocio y restauración para todos los públicos entre las que destacan el Aquatheater (la piscina de saltos acrobáticos más profunda de alta mar), Central Park, (un parque con más de 12.000 plantas naturales, una tirolina, dos piscinas para hacer surf, un tiovivo hecho a mano, el musical Chicago de Broadway, la más variada oferta gastronómica y 28 modernas loft suites.

La llegada de este barco sustituirá al Liberty of the Seas, hasta la fecha el barco más grande del Mediterráneo, que, este año, operará por última vez desde Barcelona, después de haber tenido su base en la Ciudad Condal durante cuatro años.

A partir del 18 de febrero estarán a la venta los itinerarios del Allure of the Seas desde Barcelona para el 2015.

Por otro lado, según ya anunció Royal Caribbean el pasado año, su barco gemelo, el Oasis of the Seas, visitará España este 2014 para realizar tres cruceros con Barcelona como puerto base en lo que marcará el inicio del prometedor futuro entre los barcos de la clase Oasis (Oasis of the Seas y Allure of the Seas) y el mercado español.