Vídeo: el increíble y laborioso proceso de enviar un sms en chino

El idioma tiene más de 50.000 caracteres. Harían falta unas 4.000 teclas en el móvil para manejarse. He aquí la solución

Actualizado:

A nuestros ojos occidentales, el chino mandarín es el idioma más complicado del mundo además de ser el más extendido con cerca de 850 millones de hablantes nativos, seguido de lejos por el español con 329 millones y del inglés, con 328. Compuesto por más de 50.000 caracteres, en una versión reducida, haría falta un teclado con unas 4.000 teclas para poder manejarse. Ya se sabe que los chinos encuentran soluciones para todo y, aunque tal vez nunca te lo hayas preguntado, tienen la fórmula para comunicarse sin problemas en su idioma con un teclado normal y corriente gracias al método de escritura «pinyin», que literalmente significa «deletreo de la lengua». Con esto, y aunque no es la única forma, lo que hacen es escribir fonéticamente y un software lo traduce a trazos que forman caracteres que tienen que validar cuando dan con la forma correcta que les indica el modo predictivo.

En este vídeo del fotógrafo Juan Serrano Corbella vemos en la práctica cómo teclear y enviar un sms en chino:

En este planeta globalizado en el que vivimos, muchos chinos (jóvenes, se entiende) escriben sus mensajes y mails en inglés en los teclados estándares del tipo «qwerty» en inglés, o sea, el que viene por defecto en cualquier smartphone, tablet u ordenador y así no se complican lo más mínimo. Una realidad que encamina a la sociedad china a perder una parte fundamental de su identidad cultural y algo que, de hecho, preocupa y bastante a su gobierno, quien ya ha lanzado varias campañas con el objetivo de convencer a los jóvenes para que sigan utilizando su lengua materna en sus comunicaciones digitales a pesar de que les resulte un poco más complicado, sobre todo cuando, igual que sucede en todas partes, la escritura caligráfica se utiliza cada vez menos. Y eso que, curiosamente, en su origen hace más de cuatro siglos, el chino mandarín fue concebido para comunicarse por escrito para derivar después en una lengua oral, lo cual explica la gran cantidad de dialectos que surgieron a continuación con el paso del tiempo.

En la escritura china se utilizan caracteres, siendo cada uno de ellos lo que para nosotros sería una sílaba. Como no emplean lo que nosotros llamamos palabras sino que más bien se expresan mediante sonidos que evocan conceptos, resulta que una oración completa en chino puede estar compuesta por apenas cuatro o cinco caracteres. Lo entenderás mucho mejor cuando veas el vídeo...