Turistas rusos en la Costa Brava
Turistas rusos en la Costa Brava

¿Cuánto le cuesta a los europeos venir de vacaciones a España?

400 euros para los alemanes. 600 para los nórdicos. 700 para los rusos...

Actualizado:

Son muchos los europeos que buscan un destino que combine playa y ciudad, cultura y diversión, tranquilidad de día y alegría de noche. España es uno de los destinos que mejor entremezcla todos estos elementos a lo que habría que añadir las largas horas de luz solar y sus competitivos precios en los complejos hoteleros, restaurantes y lugares de ocio.

Ingleses, franceses, nórdicos o alemanes son turistas clásicos en suelo español, muchos de ellos incluso tienen una segunda residencia en España pero son los ciudadanos rusos los que más están aumentando en los últimos tiempos. El buen momento de su economía ha hecho posible que en solo dos años (2010-2012) se haya duplicado el número de estos turistas y la previsión para 2013 sigue en alza.

Pero, ¿resulta barato venir a España de vacaciones? Las últimas encuestas de webs de reservas de viajes Lowcostholidays y Skyscanner confirman que dentro de los destinos más buscados es el que sale más económico con precios un 40% más bajos que hace cinco años.

El creciente turismo ruso

A día de hoy, podríamos decir que Rusia es uno de los países emisores con mayor gasto en el extranjero. En 2011 la clase alta de las grandes ciudades como Moscú y San Petersburgo realizaron cerca de trece millones de viajes turísticos fuera de sus fronteras y España ocupó un cuarto lugar como destino favorito. ¿Cuánto le cuesta a una familia rusa unos días de vacaciones en la Costa Brava, Benidorm o Tenerife?

Una semana en la Costa Brava -en Malgrat de Mar- en un hotel de tres estrellas, con desayuno y vuelo ida y vuelta cuesta por persona por 28.197 rublos, esto es unos 705 euros. Un precio parecido tendrían por una semana en Palma de Mallorca pagando cerca de 30.654 rublos, unos 766 euros mientras que una semana en la Benidorm, resulta algo más caro, llegando a costar una media de 36.319 rublos, unos 908 euros. Una semana en Tenerife o en Madrid rondarían los 1.000 euros entre hoteles de tres estrellas y vuelos de ida y vuelta.

La importancia del turismo británico

El turismo inglés es uno de los más importantes de España y son muchos los británicos que vienen a jubilarse a la nuestras costas porque pagan en euros mientras ellos reciben la pensión en libras algo que al cambio les es más rentable. Este argumento también está en vigor cuando hablamos de estancias de vacaciones. El sueldo medio de Londres ronda los 40.000 euros anuales por lo que gastar 500 euros por una semana en España no parece ser demasiado costoso.

Por ejemplo, una semana con avión de ida y vuelta en el mismo hotel de la Costa Brava -en Malgrat de Mar- que un ciudadano ruso puede conseguirse por 347 libras, unos 400 euros (300 menos que desde Moscú). En Benidorm, el hotel más el avión 480 libras, unos 550 euros. Mientras que en Tenerife y Madrid el viaje de una semana cuesta por persona por 522 libras (604 euros) y 576 libras (670 euros) respectivamente. Una de las mejores opciones es Palma de Mallorca donde un londinense puede disfrutar de una semana de hotel más avión por 383 libras (unos 443 euros).

Palma, una ciudad con acento alemán

España sigue siendo con gran diferencia el destino turístico favorito de los alemanes que aseguran encontrar «buenos precios, paisajes bonitos y hospitalidad». Palma de Mallorca es el destino preferido por los germanos que según aseguran «se sienten como en casa». Hasta la isla, a la que denominan «Mallo», llega casi todo el espectro social alemán. La cercanía y el sol atrae a muchos y los precios a la mayoría. Por ejemplo una semana en junio en un hotel de tres estrellas con vuelo de ida y vuelta puede costar una media de 420 euros. Si el viaje se realiza en Marzo el precio para dos adultos en habitación doble en un cinco estrellas es de 650 euros.

Nuestros vecinos franceses

Los ciudadanos franceses también cruzan la frontera para veranear en suelo español donde los precios son más bajos que en sus costas. Por ejemplo pagan por una semana en la Costa Brava (Lloret de Mar), en un hotel de tres estrellas y pensión semi completa, entre 500 y 600 euros. Una semana en las Canarias (Fuerteventura), en un establecimiento similar y media pensión, entre 850 y 1.100 euros mientras que por siete días en Baleares pueden pagar entre 650 y 700 euros.

El turismo nórdico en alza

Dinamarca, Noruega o Suecia son otros de los países que más turistas atraen a nuestras fronteras, de hecho en los últimos años han aumentado hasta estar cerca de los franceses que ocupan el tercer puesto tras ingleses y alemanes.

Con una renta percápita alta estos países se ven atraídos por el sol, las playas y los precios de los alojamientos de los complejos hoteleros de España. Por ejemplo una semana en la Costa Brava en hotel de tres estrellas con media pensión, vuelos incluidos, sale por unas 4.200 coronas, unos 570 euros; una semana en la Costa del Sol con todo incluido cuesta unas 4.900 coronas, unos 656 euros; siete días en Mallorca en hotel de tres estrellas, todo incluido unas 5.000 coronas danesas, unos 670 euros.

Venir a España no parece resultar demasiado caro para los ciudadanos de las principales ciudades europeas. Por menos de 1.000 euros por persona un turista inglés, alemán o ruso puede disfrutar de una semana de vacaciones y descansar en la costa o pasear por las bellas y cuidadas ciudades españolas.

Información realizada por Ana Mellado (Londres), Ana Martínez (Copenhague), Rafael M. Mañueco (Moscú) Juan Pedro Quiñonero (Francia) y José Pablo Jofré (Alemania)