Los talibán sospechan que el ciudadano japonés detenido en Afganistán es un espía y no un periodista

Islamabad. Agencias
Actualizado:

La milicia islamista de los talibán sospecha que el ciudadanon japonés detenido en Afganistán, que afirma ser un periodista independiente, podría ser un espía, según comunicó hoy la agencia afgana AIP, con sede en pakistán y allegada al poder en Kabul. 

"Sospechamos que es un espía. El caso quedará claro tras la investigación que ha sido abierta", declaró un responsable de los talibán citado por AIP. 

Según las normas aplicadas por los talibán, el delito de espionaje puede ser castigado con la pena de muerte. Según los talibán, el japonés fue detenido el pasado 22 de octubre en Asadabad, la capital de la provincia de Kunar (este), fronteriza con Pakistán. 

Según el responsable talibán, citado por AIP, el detenido fue trasladado a Jalalabad (este) y se encuentra bien. "Toma alimentos y le gusta beber té afgano sin límites", declaró. 

Los talibán detuvieron a varios periodistas extranjeros tras los atentados del 11 de septiembre. La británica Yvonne Ridley del ´Sunday Express´ fue liberada tras permanecer diez días detenida. Encambio, el francés Michel Peyrard, de la revista ´Paris Match´, sigue detenido.