El Proyecto «Ciudad de la Cultura», presentado en Nueva York

NUEVA YORK. Efe
Actualizado:

La "Ciudad de la Cultura", uno de los proyectos de complejo cultural más importantes de Europa, fue presentado hoy, martes, en Nueva York por la ministra española de Cultura, Pilar del Castillo, y el presidente de la Xunta de Galicia, Manuel Fraga, en presencia de su arquitecto Peter Eisenman.

"Realmente considero que se trata de un hito muy importante, un proyecto extraordinario, una emblema de la modernidad por la integración con Santiago de Compostela y por su repercusión a largo plazo", explicó Del Castillo durante la presentación.

La ministra resaltó el total respaldo que el proyecto tiene por parte del Gobierno español pero, sin embargo, no quiso cuantificar cual será la aportación financiera al plan, que tiene un presupuesto inicial de 125 millones de dólares (23.125 millones de pesetas).

Del Castillo resaltó que España está en la vanguardia de la arquitectura mundial y de nuevos complejos culturales, y se mostró convencida de que la Ciudad de la Cultura será "referencia medular" no sólo para el Viejo Continente sino para todo el mundo.

Fraga, que pronunció su discurso en inglés, resaltó que era importante presentar la idea en Nueva York, "ejemplo de modernidad, urbe de indudable referencia para toda la humanidad", y dijo que ha puesto en el proyecto su "máxima esperanza" y "todas las energías".

"La Galicia del tercer milenio es ya una realidad en cambio permanente -dijo-, un país bien definido, enganchado definitivamente al tren del desarrollo y de las más modernas tecnologías, bien preparado para la sociedad de la comunicación".

"Los gallegos del siglo XXI estamos orgullosos de nuestra tradición, pero al mismo tiempo queremos ser partícipes de la vitalidad más dinámica y creativa", agregó Fraga, que presenció sentado la emisión de un vídeo al respecto.

El presidente de la Xunta afirmó que la Ciudad de la Cultura, que se espera esté finalizada en cuatro años, "es una apuesta a fondo, un empeño lleno de grandeza, una oferta abierta a los gallegos, a los españoles y a todos los que se acerquen a nosotros".

Situado en la periferia de Santiago de Compostela, en concreto en el Monte Gaiás, el complejo cultural tendrá seis edificios destinados a Museo, Biblioteca y Hemeroteca dedicados a Galicia; un centro de Nuevas Tecnologías, un Teatro de la Música y una sede de Servicios Centrales y Administración.

Su superficie total es 75.000 metros cuadrados y busca ser un nuevo modelo de centro de comunicaciones y lugar de encuentro en el que se pueden conjugar los sistemas de información y las artes, el patrimonio cultural de Galicia y las tecnologías avanzadas.

El arquitecto y director del proyecto, Peter Eisenman, resumió todo el proceso de creación de la idea con el objetivo de integrarse en la realidad arquitectónica de Santiago, el mayor lugar de peregrinaje de la Europa medieval, y su medio ambiente.

"España es indiscutiblemente líder en la arquitectura contemporánea en el mundo -dijo Eisenman- y este proyecto no solamente tiene una vertiente cultural, sino también económica".

Considero que el proyecto presentado unifica el mundo secreto en el que Galicia ha vivido gran parte de su pasado, con la vitalidad y la modernidad del futuro. "No busca ser una copia de Santiago. He utilizado su inspiración para llevarla a la montaña", agregó.

Durante el acto, que se celebró en el Spanish Intitute, en pleno centro de Manhattan, se leyeron mensaje de apoyo y respaldo por parte del gobernador del estado de Nueva York, George Pataki, y del alcalde a la ciudad de los rascacielos, Rudolph Giuliani.

Giuliani, que entregó la carta personalmente, dijo que la Ciudad de la Cultura de Galicia representa lo mejor de la experiencia humana de compartir el mundo y debía servir de inspiración para todos.

Fraga, que finaliza mañana, jueves, sus dos días de visita a Nueva York, tiene previsto reunirse esta noche con las comunidades gallegas del barrio neoyorquino de Queens en la Casa Galicía -la más antigua de Nueva York- y el Círculo Español.

Por la mañana, el presidente de la Xunta recibió las llaves de la ciudad de Harrison (Nueva Jersey), donde reside un gran número de gallegos, y en unas breves palabras resaltó su orgullo de ser gallego y de representar a los emigrantes por el mundo.