La oposición colombiana propone un comité de verificación de los acuerdos con las FARC

BOGOTÁ. Agencias
Actualizado:

El líder del opositor Partido Liberal colombiano Horacio Serpa propuso hoy la creación de un comité permanente que garantice el cumplimiento de los acuerdos alcanzados recientemente por el gobierno y la guerrilla de las FARC, que permitieron la reanudación de los diálogos de paz. 

Serpa, quien aparece en las encuestas como principal favorito para suceder en la presidencia a Andrés Pastrana, señaló que la comisión tendría como objetivo vigilar que las partes hagan efectivo los anuncios del llamado "pacto de Los Pozos" y con ello reducir los ataques a la población civil por parte del grupo rebelde.

"Colombia no aguanta más que se siga hablando de paz y de concordia, mientras que prosiguen la violencia, los secuestros y las extorsiones", dijo Serpa en declaraciones a los periodistas. 

En ese sentido, el precandidato presidencial añadió que la delegación "asumiría una actitud de veeduría permanente y examen crítico" frente a los convenios firmados en febrero último por el presidente Andrés Pastrana y Pedro Marín, alias "Manuel Marulanda Vélez", máximo jefe de las FARC (Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia). 

Asimismo, Serpa indicó que del comité podrían hacer parte los representantes del Frente Común por la Paz, que aglutina a las principales fuerzas políticas del país andino. 

La propuesta del líder opositor se conoce cinco días antes de que los negociadores del gobierno y de las FARC se reúnan con representantes de 26 naciones en la zona desmilitarizada que controla ese grupo en el sur del país, sede de las conversaciones. 

El encuentro, al que no asistirá Estados Unidos, busca informar a la comunidad internacional sobre el estado de las negociaciones,  iniciadas en enero de 1999, de acuerdo con fuentes oficiales. 

Washington declinó el pasado martes la invitación con el argumento de que las FARC no han entregado a la justicia de ese país a los miembros de esa agrupación que secuestraron, torturaron y asesinaron a tres indigenistas, cuyos cadáveres fueron abandonados en Venezuela,  cerca a la frontera con Colombia. 

Pastrana y "Marulanda Vélez" se reunieron los pasados 8 y 9 de febrero en el caserío de Los Pozos, epicentro del área de los diálogos", a fin de decidir el futuro de las tratativas, las cuales habían sido interumpidas en noviembre último por la organización insurgente.

La cita, calificada de histórica por la prensa internacional,  concluyó con la firma de un documento de 13 puntos, en el que se establece la reanudación de las conversaciones, así como la creación de tres comités, uno de ellos encargado de presentar alternativas para la disminución del conflicto armado interno, el más antiguo del continente.