Uno de los obuses de armas químicas de Vimy sufrió un escape que ha sido neutralizado

Arras (Francia), agencias
Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

Uno de los obuses de armas químicas de la Primera Guerra Mundial (1914-18) almacenadas a cielo abierto en Vimy (norte), cuyo deterioro obligó a evacuar a la población en un radio de tres kilómetros, sufrió un escape que fue neutralizado. Los artificieros, equipados por trajes de seguridad, pudieron taponar rápidamente el escape detectado en un obús de fosgeno, informó hoy la célula de crisis de Lille (norte) creada para la operación de traslado de unas 40 toneladas de armas químicas

deterioradas.

    Las armas incluyen obuses de fosgeno, que ataca las vías

respiratorias, y del gas mostaza, que puede ser letal y que hizo

estragos entre los combatientes de la "Gran Guerra" europea.

    El escape confirma que las operaciones en curso presentan "un

peligro real", recalcó la Prefectura del departamento.

    El viernes pasado, con escaso aviso previo, casi 13.000

habitantes de localidades cercanas al depósito de Vimy fueron

evacuadas. Deberán permanecer fuera de la región durante diez días.

    Unas 30 personas se negaron a irse. Las autoridades dijeron que

no están habilitadas para obligarles a dejar sus hogares, pero

advirtieron que, si hubiera una alerta, reconsiderarían esa

posición.

    La precipitada e improvisada operación de evacuación ha suscitado

fuertes críticas de enfurecidos habitantes, que tuvieron muy poco

tiempo para hacer las maletas en víspera del "puente" de Pascua (el

lunes es festivo).

    Cuando la orden de evacuación fue comunicada a los habitantes el

viernes, hacía una semana que las autoridades tenían en manos un

informe sobre el peligroso estado de deterioro de algunos

contenedores de armas químicas.

    El sábado por la tarde, unos 50 artificieros empezaron con

grandes precauciones a acondicionar las 57 cajas y colocarlas en

contenedores refrigerados para el viaje, de cuatro horas, hacia el

depósito militar de Suippes (Marne), donde serán almacenadas hasta

su destrucción.

    El depósito de Suippes, situado en una zona escasamente poblada,

está concebido para el almacenamiento de cabezas nucleares y,

contrariamente al de Vimy, no está a cielo abierto.

    La operación de cargamento de los siete camiones debe concluir

esta noche, para que los vehículos puedan emprender el viaje

nocturno desde Vimy hacia Suippes por dos tramos de autopista (A26 y

A4), que serán cerrados al tráfico al paso del peligroso convoy.

    En Vimy, quedarán unas 135 toneladas de obuses y bombas

"convencionales", es decir, no químicos, que serán "acondicionados",

una operación que, según la Prefectura, tomará "varios días" durante

los cuales los habitantes no podrán volver a sus hogares.

    Además de las personas, fue evacuado el ganado. Los animales

fueron llevados a prados requisados de los alrededores, lo que

plantea serios problemas para ordeñar las vacas.

    Los animales domésticos que no fueron evacuados podrán ser

visitados por sus propietarios, previa obtención de un

salvoconducto, para dos visitas semanales de una hora.