El embajador de Irak ante la ONU abandona su puesto y viaja a Siria

Naciones Unidas. Agencias
Actualizado:

El embajador de Irak ante la ONU, Mohamed Al-Duri, abandonó hoy su puesto ante el organismo mundial y viajó a Siria tras admitir que el régimen de Sadam Husein se ha derrumbado. El líder iraquí "ya no está en el Gobierno", manifestó Al-Duri a los periodistas antes de abandonar el país.

El diplomático fue el primer representante del régimen de Sadam Husein que reconociera la caída del Gobierno, al señalar el miércoles, tras la caída de Bagdad, que "el juego ha terminado". En una breve conversación con periodistas cuando abandonaba sus oficinas en la sede del organismo mundial en Nueva York, Al-Duri manifestó el viernes que esperaba ver pronto lo que calificó como "un gobierno libre" en su país.

Posteriormente, en entrevistas con varios canales de televisión, el representante diplomático expresó: "abandono este país para ver a mi familia, para ver a mi pueblo". Refiriéndose a la presencia de las tropas británicas y estadounidenses en Irak, Al-Duri indicó que "cuando esta ocupación termine, seré el primero en entrar a mi país, a un país libre".

De momento, se desconoce si Al-Duri presentó su renuncia al secretario general de la ONU, Koffi Annan, durante una reunión que mantuvo el jueves con él. En otra entrevista con un canal de televisión árabe, elrepresentante diplomático señaló que pese a representar a un régimen dictatorial, siempre había sido partidario de la libertad y que había decidido abandonar su puesto con "dignidad y honor". Pero, al mismo tiempo, acusó a EEUU de "invadir a Irak militarmente, destruyendo, matando y ocupando el país de norte a sur". "Cuando veo lo que he visto, mi corazón sangra", agregó.