Comienzan los primeros bloqueos de camioneros en medio de la división sindical en Francia

París. Agencias
Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

Los primeros bloqueos de camioneros comenzaron esta noche en varios puntos de Francia con la luz verde de los dos sindicatos mayoritarios del transporte -CFDT y CGT-, mientras que los gremios minoritarios estaban dispuestos a firmar un acuerdo con las patronales de los transportistas. En un receso de las negociaciones que se celebran en un edificio del Ministerio de Transportes a las afueras de París, los delegados de Fuerza Obrera (FO) y Confederación Francesa de Trabajadores Cristianos (CFTC) consideraron que las últimas propuestas patronales, de un aumento salarial del 14 por ciento en tres años a tenor de la consiguiente inflación, cumplían la "mayoría" de losobjetivos. 

Y señalaron que iban a consultar con sus bases para obtener luz verde para suscribir el acuerdo. Otras dos organizaciones sindicales  minoritarias, CGC (Confederación General de Directivos) y FNCR (Federación Nacional de Conductores Autónomos), se mostraron también dispuestas a aceptar las propuestas de las patronales.

Por el contrario, la Confederación Francesa de Trabajadores (CFTD), mayoritaria en el sector del transporte, denunció una "manipulación" y afirmó que no había ningún motivo para detener los "preparativos del conflicto". Mientras, ya sobre el terreno los camioneros pasaban a la acción. En Lomme, a las afueras de Lille (norte de Francia), una cincuentena de camioneros bloquearon con sus coches particulares la entrada y la salida de un importante mercado mayorista impidiendo elacceso de camiones, entre ellos algunos españoles, informaron medioslocales.

Era el único punto de bloqueo a esa hora en el norte, según laPrefectura, que anunció que fuerzas de la policía estaban emplazadasen los puntos estratégicos para impedir la instalación de barreras yque tienen preparados equipos para llevarse los vehículos. En Correze (centro), varios camiones bloquean un acceso a la autopista A20, informó el centro de información de tráfico. Y las federaciones CFDT y CGT (Confederación General de Trabajo) de Gironde (suroeste) dieron cita a los "asalariados del transporte por carretera" en Carbon-Blanc, al norte de Burdeos, a las 21.30 locales (20.30 GMT), instándoles a movilizarse para conseguir sus reivindicaciones "justas". 

Paralelamente, el Gobierno activaba un dispositivo especial para evitar el bloqueo de carreteras, depósitos de carburantes y otros lugares "estratégicos". Una veintena de compañías de efectivos antidisturbios (CRS) y 23 escuadrones de la gendarmería móvil estaban movilizadas a nivel nacional, informó la Policía. 

El ministro francés del Interior, Nicolas Sarkozy, había advertido el sábado de que las fuerzas del orden intervendrían para asegurar la libertad de circulación e impedir los bloqueos de puntos estratégicos, como depósitos de carburantes y plataformas de abastecimiento de grandes superficies. El Gobierno también amenazó con otras medidas, como la suspensión del carné de conducir a los camioneros que desoyeran esas órdenes. 

La CFDT ha indicado que no bloqueará la circulación de turismos,las refinerías ni las plataformas de supermercados e hipermercados,y recalcó que la acción va dirigida contra los camiones de lostransportistas, ya que se trata de presionar a los patronos, no detomar como "rehén" a la población. Preguntado por un eventual bloqueo del tráfico en los accesos la frontera con España, un responsable de la CGT dijo a EFE que estaba excluido. El objetivo son los "camiones franceses y las zonas industriales", explicó.