Un camión volcado en un accidente ocurrido en la A-3 en el término de Arganda

Las carreteras se cobran 135 vidas esta Semana Santa, 19 más que el año pasado

Madrid. Agencias
Actualizado:

Ciento treinta y cinco personas han fallecido en los accidentes mortales de tráfico registrados en las carreteras españolas durante las vacaciones de Semana Santa, diecinueve más que en el mismo periodo del pasado año, según datos facilitados a Efe por la Dirección General de Tráfico (DGT).

Aunque la operación de Tráfico de Semana Santa no concluye hasta la doce de esta noche, al ser hoy festivo en la Comunidad Valenciana, Cataluña, País Vasco y Navarra, los datos de la siniestralidad en las carreteras hasta las 20.00 horas reflejan un incremento del quince por ciento en el número de accidentes respecto al año pasado.

Hasta las ocho de la tarde, la DGT había contabilizado 112 accidentes mortales en la red viaria, frente a los 97 de la Semana Santa de 2000, en los que han fallecido 135 personas, mientras que el año pasado perdieron la vida 116.

En los 112 accidentes mortales de este año, 96 personas sufrieron heridas graves y 81 de carácter leve, frente a los 69 y 58 del añopasado, respectivamente.

Tanto la salida como el regreso de las vacaciones han provocadoimportantes retenciones de circulación, sobre todo en las entradas ysalidas de las grandes ciudades.

Retenciones

A las ocho de la tarde de hoy se producían retenciones destacables en la circulación en las vías de entrada a Madrid, especialmente en las carreteras de Andalucía y Valencia, con tráfico muy lento en 33 y en 17 kilómetros respectivamente, desde el kilómetro 11 al 41 y del 49 al 52 en la N-IV y del 16 al 33 en la N-III.

También en Madrid la circulación era muy intensa en la N-401(carretera de Toledo) con 19 kilómetros de retención a la altura deGetafe, así como en la N-V (carretera de Extremadura) con paradasintermitentes en cinco kilómetros en Alcorcón, y en la carretera decircunvalación M-30 con retenciones entre los kilómetros 52 y 47.

En Cataluña, las retenciones afectaban a la A-7 en Villafranca del Penedés (Barcelona) y en Mont-Roig del Camp (Tarragona), y enValencia a la A-3 en Buñol y en Requena, donde había veinte kilómetros de circulación lenta, a la A-7 en Torrente y a la CV-500 en la capital.

En la provincia de Burgos, la N-620 a su paso por Villagonzalo-Pedernales tenía a esa hora 25 kilómetros de tráfico lento, mientras que la N-I registraba retenciones a la altura de La Puebla de Arganzón y la N-120 en Villalvilla.

En Castellón, la carretera más afectada por el retorno de las vacaciones era la N-234 con doce kilómetros de circulación densa en Jerica, y en Granada la A-92 con ocho kilómetros en Huetor-Tajar.

También se producían retenciones importantes en la N-340 en lalocalidad malagueña de San Luis de Sabinillas, en esta misma vía enMurcia y en la N-301 en esta ciudad.

La N-634 en Cantabria sufría retenciones de seis y cuatro kilómetros en Cabezón de la Sal y San Vicente de la Barquera, y la A-8 de dieciocho kilómetros en Castro Urdiales, en la misma comunidad autónoma.

En Aragón, las carreteras más afectadas eran la N-II con ochokilómetros de circulación lenta a su paso por Zaragoza y la N-232con un kilómetro en esta misma ciudad, así como la N-234 con diezkilómetros a la altura de Albentosa (Teruel).