Alemania ordena la detención de dos militares argentinos

NÚREMBERG. Agencias
Actualizado:

El Tribunal de la Audiencia de la ciudad alemana de Núremberg, que investiga violaciones de los derechos humanos en Argentina, dictó orden de detención contra los militares argentinos Juan Bautista Sasiain y Pedro Alberto Durán Saenz, según comunicó hoy un portavoz judicial.

Los dos oficiales están implicados en casos de torturas durante elgobierno de la junta militar en Argentina en la década de los añossetenta. Juan Bautista Sasiain, de 74 años, fue comandante de subzona yPedro Alberto Duran Saenz, de 65 años, fue jefe del centro detorturas "El Vesubio", según se informó.

A ambos se les acusa de ser los responsables de la muerte de laciudadana alemana Elisabeth Kaesemann, en mayo de 1977, durante ladictadura militar argentina (1976-83).

Ya en octubre pasado, el mismo Tribunal había solicitado ladetención con fines de extradición del ex general Carlos GuillermoSuárez Mason, de 77 años.

Según las investigaciones, Sasain y Duran Saenz, como miembros deuna denominada "cadena de órdenes", organizaron el fusilamiento de laalemana en un campamento en Monte Grande, provincia de Buenos Aires.

Junto con otros detenidos a causa de sus ideas políticas,calificados de "subversivos", Elisabeth Kaesemann fue ultimada condisparos por la espalda, afirma la fiscalía.

Sasiain y Durán Saenz tenían, según las investigaciones, "lapotestad de voto sobre el destino de los detenidos", por lo quetenían poder de decisión como su jefe general Suárez Mason, perodestaca que no actuaron por mano propia, sino a través desubordinados.

Con el asesinato de Elisabeth Kaesemann pretendieron encubrirprivación de libertad y torturas, señala el legajo acusatorio.

Se duda, sin embargo, que los militares reclamados por la Justiciaalemana comparezcan alguna vez ante el tribunal. En noviembre pasado,el gobierno argentino rechazó la entrega de Suarez Mason alegando,como en casos anteriores, "principios territoriales", al señalar que,de acuerdo con el Derecho Internacional, sólo puede ser levantadaacusación en el país donde se cometió el delito imputado.

Sin embargo, el pasado 26 de diciembre, el gobierno argentino deese momento anunció que entregaría a las respectivas Justiciasextranjeras a los militares reclamados.

La Justicia de Núremberg está investigando setenta casos deviolación de los derechos humanos y torturas en Argentina. En 18casos la acusación es por asesinato y en un caso por secuestro.