Lina Morgan en una escena de la serie «Hostal Royal Manzanares»
Lina Morgan en una escena de la serie «Hostal Royal Manzanares» - abc
Lina Morgan

Audiencias de otra época

La actriz Lina Morgan llegó a congregar a más de seis millones de telespectadores frente al televisor

Actualizado:

El gran fenómeno televisivo de Lina Morgan se produjo antes de que Lina Morgan tuviera una serie. TVE tiró del taquillazo teatral de «Vaya par de gemelas» y estrenó la obra el 27 de diciembre de 1983 dentro del espacio «La comedia». La realización era de Gustavo Pérez Puig pero no se trataba más que de la grabación del espectáculo en La Latina. Con el público que había pagado su entrada riendo las gracias de Lina. Y con los actores riendo también las gracias de Lina, claro. Un exitazo. Entonces, la medición de la audiencia se hacía con el EGM. En 1986, ya con Ecotel, se volvió a emitir. Ese 30 de octubre de 1986, la revista batió el record de audiencia. Y eso que mucha gente, que la tenía grabada en VHS (o en Beta), se la sabía de memoria. Al empezar 1988, TVE estrenó «Sí al amor», momento en que se fundieron los audímetros de Ecotel. Fue la audiencia más alta registrada desde que la empresa funcionaba. Atención. El 84,05 por cien de la población mayor de nueve años vio a Lina Morgan. Más de 16 millones y medio de espectadores.

Como la protagonista de «La tonta del bote» seguía estrenando espectáculos, TVE seguía recurriendo a ella. En 1990, tras las campanadas y el especial de Martes y Trece, programa «El último tranvía». 72 por cien de «share» y seis millones y medio de espectadores. Y en las Navidades del 93 llegaría «Celeste no es un color» (61% y nueve millones y medio de espectadores). En esta obra, Marisol Ayuso ya salía comiéndose un bocadillo gigante («un tentempié») y recordando su glorioso pasado de vedette.

Como en «Aída». Memorable el número musical entre Marisol y Lina cantando lo del Coco Darío. Y precisamente fue en 1993 cuando la cómica madrileña hizo su primera serie, «Compuesta y sin novio» (Antena 3), escrita y dirigida por Pedro Masó. También abandonó el teatro. La serie de 13 capítulos tenía aspecto de cine y pinta seria. Tumbó a «¿Quién sabe dónde?».

La gran cómica televisiva

Volvería a TVE en 1995 para un especial de Navidad, «La noche de Lina», con Valerio Lazarov. 54% de «share» y ocho millones de espectadores. Ya se quedó en la casa para hacer «Hostal Royal Manzanares» (1996), con Sebastián Junyent y Lazarov. Con público en directo, con Ana Obregón, Mónica Pont y una gallina llamada Cristal, cada jueves podía reunir hasta ocho millones de espectadores haciendo de Lina Morgan e invocando a la Virgen del Camino Seco. Duró tres temporadas.

Le sucedería «Una de dos» (José Ganga dirigía y José Frade producía). Empezó bien pero luego se cayó. Lina Morgan se autoinculpó del «fracaso» y llamaron al bombero Junyent. La serie tenía una media de 3,3 millones, pero estaban acostumbrados a que Lina hiciera siete. «Academia de baile Gloria» se estrenaría en 2001, otra vez con Junyent y con la producción de Frade. Aquí ya no hacía de Lina Morgan. Lo último fue «¿Se puede?», dirigida por Gustavo Pérez Puig. No solo no hacía tampoco de Lina Morgan sino que tenía más de 50 registros. Pero duró siete capítulos.

Su amigo José Luis Moreno conseguiría que volviera a la televisión. Participó en «Aquí no hay quien viva» (era la madre del portero), en «A tortas con la vida» y en «Escenas de matrimonio». Era la gran cómica de nuestra televisión.