La última cena de Gandolfini: fritos y alcohol
El actor James Gandolfini, protagonista de «Los Soprano» - abc

La última cena de Gandolfini: fritos y alcohol

El actor de «Los Soprano» tomó una gran cantidad de grasas y acompañó la comida de varias bebidas alcohólicas

Actualizado:

Grandes cantidades de comida frita y alcohol fue el último alimento que tomó James Gandolfini antes de morir, en la noche del pasado miércoles en Roma, según informa el New York Post. El actor, conocido por su papel protagonista en «Los Soprano» murió de un ataque al corazón, según han confirmado hoy fuentes hospitalarias.

Según fuentes citadas por el diario, horas antes de sufrir el infarto el actor estuvo cenando con su único hijo de 13 años, Michael en el restaurante del hotel Boscolo Exedra de Roma. Gandolfini pidió para cenar langostinos fritos a los que acompañó con mayonesa y salsa chile, además de foie gras. Además el actor bebió durante la cena cerveza, piña colada y ron, según la fuente del New York Post.

Aproximadamente tres horas después de la cena, su hijo Michael encontró a Gandolfini en paro cardiaco en su habitación del hotel, donde los médicos intentaron reanimarlo sin éxito, por lo que falleció antes de llegar al hospital hospital Policlínico Umberto Primo de Roma.

Según el medio, Gandolfini había tenido problemas con el alcohol en los últimos meses e incluso habría asistido a algunas reuniones de Alcohólicos Anónimos en el barrio neoyorquino West Village.