Cospedal asistió a la tradicional cena de la Caja Rural que se celebró en el hotel Beatriz
Cospedal asistió a la tradicional cena de la Caja Rural que se celebró en el hotel Beatriz - LUNA REVENGA

Caja Rural aprueba sus cuentas situándose como la tercera caja a nivel nacional

Cospedal agradece la contribución de la entidad para que Castilla-La Mancha sea reconocida como una marca de calidad «en todo lo que hace»

Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

Caja Rural Castilla-La Mancha ha aprobado sus cuentas del ejercicio 2014 ante los más de 67.000 socios representados en la Asamblea General Ordinaria de la Entidad, que se celebró este viernes. Los socios han aprobado por unanimidad las Cuentas Anuales y el Informe de Gestión del último ejercicio, presentando un activo de balance de casi 6.700 millones de euros, un 21,8% más en relación al pasado año. [FOTOGALERÍA: La asamblea, en imágenes]

El presidente y el director general, Andrés Gómez Mora y Víctor Manuel Martín López, respectivamente, han destacado como elementos claves en la estrategia acometida por la entidad la «más que prudente política de dotación a provisiones llevada a cabo, el beneficio contenido y recurrente obtenido y su reinversión en el territorio donde opera, la seguridad y solvencia adaptada a cualquier escenario de riesgo, una de las morosidades más bajas del sistema financiero y la prestación de servicios y productos de extraordinaria calidad y sumamente competitivos», según ha informado la Caja en nota de prensa.

El presidente abrió el orden del día haciendo un recorrido por los 50 años de historia de la Entidad, y homenajeando públicamente a los fundadores de la misma, «quienes asentaron los pilares de lo que hoy somos: una de las empresas de referencia de Castilla-La Mancha y una de las entidades más solventes del sistema financiero español, con 67.000 socios, muy cerca de 1.000 profesionales empleados y agentes financieros y más de 350 puntos de venta que dan servicio a más de 400.000 clientes». Respecto a la gestión emprendida el pasado curso, Gómez Mora ha calificado el ejercicio 2014 como «excepcional» debido «al fuerte aumento en el número de clientes, al incremento de negocio y crecimiento de inversión crediticia, a las cifras de morosidad bajísimas, a los elevados ratios de solvencia y al enorme exceso de liquidez».

Seguidamente ha tomado la palabra el director general para explicar el Balance y la Cuenta de Resultados, que presenta un beneficio antes de impuestos de casi 23 millones de euros, y la nueva dimensión y grado de eficiencia alcanzados gracias a aspectos financieros tan contundentes como el 13,11% de ratio de solvencia (cinco puntos más que el exigido por el Banco de España); una posición de liquidez superior a los 1.500 millones de euros y un ratio de morosidad del 3,3% frente al 12,61% que registraba el resto del sector financiero a finales del ejercicio 2014.

«Los resultados son la consolidación de nuestra marca, proyecto y valores», ha indicado, mientras subrayaba la gran apuesta de la Caja por contribuir al desarrollo de la economía, que se vio «refrendada en la inversión crediticia, con un crecimiento de más del 17,19%, para atender las demandas de la sociedad y facilitar la accesibilidad al crédito, y la importante partida de recursos de clientes gestionados, con un 16,30% de incremento hasta finalizar con una cifra de 4.403 millones».

Durante su intervención en la Cena de Hermandad de Caja Rural-Castilla-La Mancha, María Dolores de Cospedal ha reconocido el apoyo que esta entidad financiera ha brindado a la Cumbre Internacional del Vino (en sus dos ediciones), así como a todas aquellas iniciativas destinadas a poner en valor a el sector agroalimentario de la región.

En este punto, ha recordado que la industria agroalimentaria representa el 2,5 por ciento del PIB a nivel nacional, mientras que en Castilla-La Mancha alcanza el ocho por ciento. Por ello, ha incidido en la importancia de «saber comercializar, vender y trabajar por la calidad, para que nuestra región tenga en todo una marca de calidad».

Así, ha reiterado la necesidad de seguir trabajando «por la prosperidad de nuestro sector primario, para tener la mejor industria agroalimentaria», al tiempo que ha recordado que en nuestra región hay más de 400 cooperativas -de las 4.000 que existen en toda España-, que tienen que vender sus productos «a buenos precios y con la mejor calidad». «Somos una región de pueblos, rural, la comunidad autónoma de España que tiene un mayor porcentaje de medio rural de todo el país», ha asegurado Cospedal, para a continuación mostrarse orgullosa de esta seña de identidad, «a la que no renunciamos».

En otro orden de cosas, la presidenta de Castilla-La Mancha ha resaltado el hecho de que alrededor de 2.000 jóvenes se hayan incorporado al medio rural en los últimos cuatro años. No obstante, ha apelado a la necesidad de que las administraciones y las entidades de crédito sigan apoyando a este colectivo para que las cifras sean todavía mejores.

La presidenta Cospedal no ha querido olvidarse de las mujeres en el medio rural, elogiando el trabajo que la Fundación Caja Rural Castilla-La Mancha está haciendo -a través de instituciones como la Universidad de la Mujer Rural-. El objetivo es, en su opinión, que «las mujeres puedan tener el lugar que tradicionalmente no han tenido», porque «somos las que anclamos a las familias al medio rural y hacemos que esté vivo». María Dolores de Cospedal ha concluido su intervención felicitando nuevamente a Caja Rural por sus «espectaculares resultados», y ha reconocido que «no es una tarea fácil de conseguir en tiempos difíciles». No obstante, se ha mostrado convencida de que «lo mejor está todavía por venir».