ana pérez herrera

La Junta y las constructoras retoman las obras del nuevo hospital de Toledo

El precio total es de 1.750 millones de euros, casi cien menos que el precio inicial de licitación

Actualizado:

El consejero de Sanidad y Asuntos Sociales del Gobierno de Castilla-La Mancha, José Ignacio Echániz, y representantes de las empresas OHL, Acciona y ACS, han firmado el contrato por el cual se da el pistoletazo de salida para retomar las obras del nuevo hospital de Toledo, acuerdo con el que «se inicia la cuenta atrás» para que el proyecto vea la luz. Una vez firmado el contrato, hay que finalizar el proyecto definitivo, y después de que éste vea la luz el compromiso es terminarlo en 14 meses. El precio total es de 1.750 millones de euros, casi cien menos que el precio inicial de licitación.

Tras su construcción, las empresas se harán cargo durante 30 años de los servicios no sanitarios que preste el hospital, en un modelo que según el titular de Sanidad ahorrará cerca de 2.000 millones de euros en este periodo de tiempo. Una vez finalizado el tiempo de concesión, el hospital «revertirá en el Sescam sin coste alguno». Así lo ha puesto de manifiesto el consejero de Sanidad en una rueda de prensa en Toledo, donde ha asegurado que de esta manera se garantiza la viabilidad del proyecto y «se cumple un compromiso serio adquirido con los ciudadanos».

Ahora, ha indicado, las obras del hospital son «una realidad con todas las garantías», y desembocarán en que Toledo «tendrá el hospital que se merece», mejorando el anterior, «vetusto y con problemas de infraestructura». En este sentido, ha señalado que después de un procedimiento administrativo «clásico pero intenso» ya se ha conseguido poner «los semáforos en verde» en el camino de la puesta en marcha de esta infraestructura sanitaria. «Es un día importante para Toledo, para Castilla-La Mancha y para la Sanidad española», ha apuntado Echániz, que ha puesto en valor que esta infraestructura «será la de más vanguardia de toda España».

760 camas

José Ignacio Echániz ha recordado que este nuevo proyecto que ahora se ha contratado contará con un 20 por ciento de camas en relación al anterior hospital con un total de 760, con lo que la oferta total de camas en la provincia se coloca en 1.095, «con un ratio muy aceptable».

Ha matizado que las empresas que suscriben el contrato tendrán que responder de los daños que se produzcan a lo largo del proceso, y se firma igualmente el compromiso de elaborar mejoras en el proyecto arquitectónico, las calidades y las nuevas tecnologías que acoja el centro. «El hospital ya no tiene marcha atrás, ni la oposición ni nadie lo va a paralizar», ha incidido Echániz, que ha aclarado que en el año 2016, «en poco más de un año», la obra estará terminada «y a disposición de los ciudadanos».