Diez restaurantes de puchero y cazuela en Castilla-La Mancha
Miguel Ángel Cuevas, gran aficionado, ha convertido el Callejón de los Gatos en un auténtico museo del toro - abc
gastronomía

Diez restaurantes de puchero y cazuela en Castilla-La Mancha

Te invitamos a descubrir auténticos guisos de calidad de la cocina castellano-manchega para resistir a unos inviernos fríos con potentes y sabrosos platos que entonan el cuerpo y el alma. Sabores de antaño pero con la evolución que los tiempos y la calidad demanda

Actualizado:

Te invitamos a descubrir auténticos guisos de calidad de la cocina castellano-manchega para resistir a unos inviernos fríos con potentes y sabrosos platos que entonan el cuerpo y el alma. Sabores de antaño pero con la evolución que los tiempos y la calidad demanda

12345678910
  1. Albacete: El Callejón, un museo taurino con la mejor cuchara

    Miguel Ángel Cuevas, gran aficionado, ha convertido el Callejón de los Gatos en un auténtico museo del toro
    Miguel Ángel Cuevas, gran aficionado, ha convertido el Callejón de los Gatos en un auténtico museo del toro - abc

    En el centro de la capital, un referente en los restaurantes de la provincia. El Callejón es uno de los mejores y más famosos restaurantes de Albacete. En sí el establecimiento ya merece la pena. Y es que uno de sus propietarios Miguel Ángel Cuevas, gran aficionado, ha convertido el Callejón en un auténtico museo del toro (fotografías de las alternativas de todos los matadores de Albacete, fotos de toreros, de famosos, dedicatorias, cabezas de toro, capotes...).

    Sus platos de cuchara son espectaculares, destacamos la caldereta de bogavante, arroz con rape y carabineros, arroz meloso con cocochas, arroz caldoso con pollo de corral, judías con perdiz, y como no, el estofado de rabo de buey.

    Por Isabel Sánchez Legido

  2. Albacete: Mesón La Rejas, un clásico evolucionado en sus guisos

    Las Rejas fue fundado en el año 1970 por Manuel Martinez Villora y, en la actualidad, está regentado por sus hijos, Manuel como Jefe de Cocina y Rodolfo como Jefe de Sala
    Las Rejas fue fundado en el año 1970 por Manuel Martinez Villora y, en la actualidad, está regentado por sus hijos, Manuel como Jefe de Cocina y Rodolfo como Jefe de Sala - ABC

    Un buen guiso y plato de cuchara interesante lo encontrarás en las grandes cazuelas de la barra del Mesón Las Rejas. Un clásico en la ciudad de Albacete, fundado en 1970 por Manuel Martínez Víllora y en la actualidad lo continúan sus hijos, Manuel en la cocina y Rodolfo en sala.

    Un restaurante discreto, no muy grande, pero con una gran calidad. No faltan los productos de temporada. En otoño suelen hacer jornadas micológicas. Su bodega es bastante amplia, pero ya que estás en Albacete déjate aconsejar y pide un vino de la zona, cada vez mejores.

    Por Isabel Sánchez Legido

    Mesón Las Rejas

  3. Mesón el Ventero en Ciudad Real: la cuchara de Don Quijote

    Jesús Moreno-Cid Cruz, propietario de Mesón El Ventero, en pleno centro de Ciudad Real
    Jesús Moreno-Cid Cruz, propietario de Mesón El Ventero, en pleno centro de Ciudad Real - M. Cieza

    En pleno centro de Ciudad Real, con vistas a la Plaza Mayor, se encuentra el Mesón El Ventero. Un restaurante de comida típica manchega en el que la cuchara tiene un papel protagonista y cuyo principal cliente es el turista que busca los sabores de la zona. Aunque también se ofrecen platos singulares de otros puntos de Castilla-La Mancha como el morteruelo de Cuenca o los galianos de Albacete, en este bar-restaurante se pueden encontrar a diario legumbres, patatas con caldillo, caldereta de cordero o estofados. Gachas, sopa de ajo y potaje de vigilia, que se convierte en plato estrella de los viernes previos a la Semana Santa, son los tres platos imprescindibles para su propietario, Jesús Moreno-Cid Cruz.

    Un menú medio compuesto de entrante, plato de cuchara, postre y bebida, está sobre los 16 euros, mientras que el menú degustación, compuesto por nueve platos al centro y con el que comen tres personas, sale por 17.50. Todo ello maridado si es posible con un tinto de la zona y rematado por un buen postre como una bizcochada manchega, una crema quemada, o la especialidad de la casa, el pan de la venta, un pudding hecho a base de queso manchego, forman un menú perfecto para imbuirse en la gastronomía manchega.

    El Ventero, con 25 años de servicio, cuida de que todos los detalles empujen al comensal a pensar en la figura de Don Quijote. El encanto de su pequeño comedor, decorado al gusto de las típicas casas manchegas, ha sumado desde hace un tiempo un atractivo más: se puede ver, desde un lugar privilegiado, la salida de Cervantes, Don Quijote y Sancho Panza en el reloj carillón.

    Por Leonor BARAZA

    Ventero

  4. Ciudad Real: Una ruta con 100 pucheros por Valdepeñas

    ¿No quieres caldo?, ¡Pues toma dos tazas! En Valdepeñas se ha preparado para estos días finales del invierno las V Ruta de la Cuchara de Valdepeñas, que se celebra del 19 al 22 de febrero y del 27 al 1 de marzo de 2015, en la que participarán un total de 11 establecimientos que ofertarán cerca de 100 platos servidos en pucheros de barro, con vinos recomendados, al precio de 1 euro (bebida no incluida). Se servirán platos como garbanzos, judías, sopas, cremas, arroces, gachas, fabadas y calderetas.

    V Ruta de a Cuchara

  5. Cuenca: Un puchero de lujo en la Posada de San José

    Tradición, modernidad, calidad, buen precio en la Posada de San José
    Tradición, modernidad, calidad, buen precio en la Posada de San José - abc

    Un puchero calentito; unas judías blancas con verdura y sepia; una crema de calabacín con hummus o un potaje de garbanzos con puré de calabaza, verduras varias, curry, cúrcuma, comino, gengibre... Estas son algunas delicias que se sirven en la Posada de San José, en Cuenca, un hotel y restaurante, con un gran encanto y en el que se pueden disfrutar de unas vistas excelentes de la ciudad. Asomando a la hoz del río Huecar, el edificio está situado en pleno corazón del casco histórico, fue construido en el siglo XVII, y reabrió como posada en 1983 conservando al máximo su carácter y sencillez.

    Posada de San José

  6. Cuenca: Sopa de ajo de Manuel de la Osa

    En las Pedroñeras, Manuel de la Osa es reconocido por integrar lo tradicional con la vanguardia
    En las Pedroñeras, Manuel de la Osa es reconocido por integrar lo tradicional con la vanguardia - abc

    En Las Pedroñeras nos encontramos al gran Manuel de la Osa. En su restaurante, «Las Rejas» lleva años presentado sus innovadoras creaciones basadas en las recetas manchegas de siempre con productos de la tierra. Platos innovadores y sorprendentes herederos de las recetas tradicionales manchegas. Su plato estrella es la sopa de ajo morado, fría o caliente.

    «Las Rejas» lleva abierto desde 1985, donde se sirve comida tradicional manchega y, donde los comensales se sienten como en casa alrededor de la chimenea. La decoración es clásica y tradicional, paredes blancas, muebles oscuros y colores sobrios.

    Merece la pena una visita a Las Pedroñeras para visitar el pueblo de donde este gran cocinero se crió entre fogatas y cacerolas, aprendiendo de la sabiduría de lo mayores.

    Las Rejas, en Las Pedroñeras

  7. Guadalajara: El doncel, en Sigüenza, éxito reconocido

    El Doncel, en Sigüenza, una apuesta segura
    El Doncel, en Sigüenza, una apuesta segura - abc

    Al restaurante El Doncel (paseo de la Alameda, 3, Sigüenza) le avalan el Sol otorgado por la guía Repsol, el primer premio de cocina creativa del siglo XXI de la Junta de Castilla-La Mancha, menciones en las guías Michelín, España Gastronómica, Mesa y Descanso en España... Un palmarés que se entiende una vez que el comensal se sienta a la mesa y degusta las creaciones de Enríque Pérez, el jefe de cocina de El Doncel que es capaz de combinar los productos de temporada de la tierra con las últimas novedades en nueva cocina. De hecho, en la carta se puede elegir entre un apartado de «tradición», donde encontraremos la crema de calabaza, hinojo y vieiras; y otra parte de «innovación», para probar el pulpo braseado, tallarines de chipirón con jugo intenso de espinacas y garbanzos

    Por P. BIOSCA

    El Doncel

  8. Guadalajara: Miguel Ángel, la importancia de la materia prima

    Restaurante Miguel Ángel, en Guadalajara, todo una referencia
    Restaurante Miguel Ángel, en Guadalajara, todo una referencia - abc

    Sin duda uno de los pesos pesados de la gastronomía en Guadalajara por su amplia y dilatada trayectoria es el restaurante Miguel Ángel, situado en la plaza Lopez de Haro, número 4. Platos tradicionales con un toque original y sin rechazar otras cocinas internacionales, aunque sobre todo basado en la calidad de su materia prima, sobre la que giran todas sus recetas. Para combatir los fríos días de invierno, este restaurante propone la cazuela de rape con patatas y gamba roja, del que avisan: «Resucita hasta a un muerto».

    Por P. BIOSCA

    Miguel Ángel

  9. Toledo: «La Bodeguita del Arte» en Bargas

    Comedor del restaurante «La Bodeguita del Arte»
    Comedor del restaurante «La Bodeguita del Arte» - ana pérez herrera

    Cuando uno entra en «La Bodeguita del Arte» tiene claro dónde está, un restaurante de los de toda la vida en la localidad toledana de Bargas. Y es que el olor lo dice todo al abrir la puerta, ya que la comida casera es el plato fuerte del matrimonio que lo regenta desde 1986. Detrás de la barra se encuentra Chencho, que junto a a su mujer Ana Mari, miman los fogones y la chimenea de leña donde, con amor, se hacen poco a poco los pucheros de cocido, la especialidad de la casa. También se pueden saborear otros platos típicos de la zona, especialmente de carne de caza, como el arroz con liebre, las judías con perdiz o el conejo, aparte de fabada, caldereta de cordero, rabo de toro o incluso arroz con carabineros.

    Para disfrutar de la cocina de «La Bodeguita del Arte», avisa Chencho, es necesario encargar el menú con antelación y reservar, puesto que el local es pequeño. En concreto, el comedor, que se encuentra en la primera planta, tiene una capacidad para 20 comensales, como mucho. El restaurante es conocido entre los vecinos de Bargas y de los alrededores de Toledo, aunque según apunta su propietario, «el boca a boca funciona muy bien y cada vez hay más madrileños (comunidad vecina), en torno a un 30-40% de la clientela, que conoce el arte hecho comida».

    De hecho, entre los clientes que se han sentado en sus mesas, se cuentan personajes famosos como Isabel Pantoja, Nieves Herrero, Teresa Viejo o María Luisa Seco, además de un gran número de personalidades relacionadas con el mundo del toro debido a la afición de Chencho por la Fiesta Nacional. Destacan, entre ellos, toreros como Cristina Sánchez, Joselito o Juan Mora y ganaderos como Fernando Lozano o Carlos Núñez.

    Además, «La Bodeguita del Arte» tiene el honor de haber conseguido el primer premio de las Jornadas de la Tapa de Bargas en la gran mayoría de los once años que se lleva celebrando, aparte de cuatro segundos premios y un tercero. Para ello, el bar cuenta con cuatro mesas en su planta baja, además de la barra, para poder degustar las variadas tapas y raciones.

    Por M. CEBRIÁN

  10. Toledo: El Mulato, el cocido más famoso de la región

    Un auténtico cocido madrileño con los mejores productos de Castilla-La Mancha
    Un auténtico cocido madrileño con los mejores productos de Castilla-La Mancha - abc

    En localidad toledana de Layos, a solo doce kilómetros de Toledo, se puede disfrutar de uno de los mejores cocidos de toda la región. Llevan años especializados en este maravilloso y típico plato que sirven con mimo y con todo tipo de acompañamiento, como berenjenas de Almagro y guindillas. La calidad de los productos y su preparación durante más de cuatro horas a fuego lento sobre una montaña de paja y leña de encina es, sin duda, la clave de su éxito. La sopa, muy intensa en sabor y densidad, el chorizo le da el tono rojizo y un sabor excelente. La segunda parte incluye la verdura, se sirve una fuente de barro con una gran cantidad de garbanzos, suficientes como para poder repetir varias veces, acompañada con patata y unas judías verdes y, por último, el jamón, la morcilla, el chorizo, el tocino y morcillo. Y, para finalizar un postre casero.

    Ahora también se puede disfrutar de este plato en el campo de golf de Layos, en un acogedor comedor con chimena en donde se puede disfrutar también de unas maravillosas vistas, tanto del Campo de Golf como del paisaje típico del lugar, plagado de olivares. No hay que perderse, además del cocido, el resto de la carta, en la que también destacan platos de cuchara como judías con perdiz o arroz con liebre. Muy recomendable.

    Por VALLE SÁNCHEZ