infraestructuras

Fomento adelanta a octubre, seis meses antes, la apertura de la carretera de Ávila

Se ha utilizado una partida del presupuesto de 2014 para acelarar esta obra de gran importancia para la circulación en Toledo

Actualizado:

Aunque lo normal es informar del retraso en la ejecución de las obras y de proyectos y más en esta época de crisis, fuentes de la Delegación del Gobierno han confirmado a ABC que los responsables del Ministerio de Fomento tienen previsto adelantar a octubre la inauguración de las obras de la carretera de Ávila, que mantienen cerrado el tramo entre la plaza de Ávila -junto a la gasolinera de «Dos Luises»- y los barrios de Vistahermosa, La Legua y Valparaíso, desde el pasado mes de junio, aunque la zona lleva ya varios meses en obras.

Aunque Fomento había anunciado que el corte de la carretera entre la gasolinera y el restaurante «El Chuletero» iba a durar hasta la primavera de 2014, finalmente se ha reducido en más de seis meses el plazo de entrega de la obra para evitar los atascos que, a partir de otoño, con la vuelta a la normalidad tras de las vacaciones de verano y la apertura de colegios, institutos y la universidad, se pueden producir en esta zona de la ciudad.

Los responsables de la obra decidieron adelantar una partida del Presupuesto del Ministerio del próximo año 2014 para agilizar estos trabajos que están convirtiendo esta carretera en una vía urbana, con aceras, árboles, farolas y un carril-bici, que unirá con el centro de la ciudad los hasta ahora alejados barrios de La Legua y Valparaíso. Las obras, como se puede ver en la imagen de arriba, están muy avanzadas y podrán ser inauguradas en las próximas semanas para evitar problemas en esta entrada de la ciudad que es utilizada por numerosos vecinos a diario para accceder al centro de la ciudad de Toledo.

Precisamente, ayer, el portavoz del equipo gobierno y concejal de Tráfico, Rafael Perezagua, que está trabajando en el diseño del plan de tráfico de cara al nuevo curso, mostró su preocupación por las obras que está realizando el Ministerio de Fomento en la carretera de Ávila, entre la gasolinera del Mayol y los barrios de Valparaíso y La Legua, y que, a su juicio, «podrían provocar serios problemas en la circulación de la ciudad cuando se reanude la actividad tras las vacaciones».

También la Asociación de Vecinos «Río Chico» de estos barrios así como los negocios y establecimientos que se han visto afectados por las obras habían pedido a los responsables de Fomento que aceleraran esta obras, que también está perjudicando al trayecto de la línea de autobús número tres que se desvía de su recorrido habitual y ha tenido que suprimir una de sus paradas para ganar tiempo.

A partir de octubre, la situación volverá a la normalidad y, además, de forma mejorada porque la ciudad tendrá una nueva entrada que se sumará a las obras del Nudo Norte, la rotondas de la variante norte, la Ronda Suroeste y la salida a Ciudad Real por la carretera de los Viñedos.