El remonte de Safont es utilizado a diario por 4.000 personas

La cifra se eleva a 11.000 en fin de semana. Page ahora se ofrece a mejorar la salida de autobuses

Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

La disputa por el remonte de Safont entre la Junta de Comunidades y el Ayuntamiento de Toledo, que se inició en el amanecer de la actual legislatura y pareció morir de agotamiento hace un par de meses, resulta que no estaba muerta, sino de parranda, con perdón de Peret.

Poco les debe importar a las 4.000 personas que utilizan a diario (y 11.000 si en fin de semana) las escaleras mecánicas, dato ofrecido por la consejera de Fomento, Marta García de la Calzada, pero el caso es que ayer pareció revivir.

Esas cenizas, que no terminan de apagarse, vienen porque la Junta aún no ha entregado la obra al Ayuntamiento, administración esta que se encargará de mantenerla. Para eso hace falta la creación de un «marco jurídico», volvió a repetir ayer la consejera García de la Calzada.

«Siempre lo he dicho: es una obra para los toledanos y que tiene que gestionar el Ayuntamiento. Estamos dispuestos a trabajar para adecuar el marco jurídico que permita adoptar las circunstancias de la cesión», dijo, y añadió que «lo importante es que es una obra que ha ejecutado el Gobierno regional y que está siendo útil para los ciudadanos».

«Sentido común»

Sin embargo el alcalde, Emiliano García-Page, no piensa lo mismo. Ayer recordó que el remonte «estaba en obras» cuando llegó el actual Gobierno regional que preside María Dolores de Cospedal, «lo pararon y lo han dejado a un tercio del presupuesto».

Y ahora, una vez terminada la obra, «es de sentido común que entreguen la obra». «Me parece absurdo o hay gato encerrado. Quiero pensar que son tonterías administrativos», dijo Page quien volvió a insistir en que el convenio entre las dos administraciones «contempla una Comisión de Seguimiento que aún no se ha reunido».

Por último, ofreció «la posibilidad» de que el Ayuntamiento mejore la salida de los autobuses, «que es francamente peligrosa. «Estamos en disposición de retranquear el muro para que la salida sea más en diagonal», añadió.