La nueva depuradora de Toledo para 250.000 habitantes estará a final de año
Acciona está construyendo un colector para transportar las aguas a la nueva depuradora - LUNA REVENGA

La nueva depuradora de Toledo para 250.000 habitantes estará a final de año

Se está construyendo a cuatro kilómetros de la ciudad con más de 40 millones de euros

Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

Las obras de la nueva depuradora de la ciudad de Toledo, en la finca Estiviel, que sustituirá a dos de las que actualmente están en funcionamiento: la de San Bernardo y la de la finca de Los Lavaderos, están a punto de finalizar. El concejal de Urbanismo del Ayuntamiento de Toledo, Javier Nicolás, confirmó a ABC que esta infraestructura, vital para el futuro urbanístico de Toledo porque va a posibilitar, si la crisis lo permite, los futuros desarrollos de la ciudad, estará lista a final de año y a principios de 2014 comenzará a ponerse a prueba.

Fondos del ministerio

La estación depuradora de aguas residuales (EDAR) de Estiviel (Toledo) es un proyecto que cuenta con cofinanciación del Fondo Feder de la Unión Europea que está construyendo la Sociedad Estatal Aguas de la Cuenca del Sur (Acuasur), perteneciente al Ministerio de Agricultura. El proyecto contempla también un colector con capacidad máxima para transportar 4 metros cúbicos por segundo y una longitud de siete kilómetros. Toma su nombre de la finca Estiveil, a cuatro kilómetros de la ciudad en la zona de la carretera de la Puebla de Montalbán y Albarreal del Tajo. Aunque se trata de una obra de gran envergadura, que ha costado cerca de 40 millones de euros, no será hasta que entre en funcionamiento cuando se valore la importancia que tendrá, ya que podrá dar servicio a más de 250.000 habitantes, según recordó Javier Nicolás, quien destacó que posibilitará que, en el futuro, se puedan acometer las obras que marca el Plan de Ordenación Municipal para el futuro de Toledo.

Así, la capital va a quedar finalmente con dos grandes depuradoras, la actual del Polígono y la nueva de Estiviel, además de la que se va a construir en el PP-11 para uso industrial. Y es que el Plan Especial de Infraestructuras, que se desarrolló tras la aprobación del POM, optaba por construir esta gran depuradora que sustituye a las actuales de San Bernardo y Los Lavaderos, que son insuficientes para los nuevos desarrollos urbanísticosque tiene la ciudad. La nueva depuradora está diseñada para tratar un caudal medio de 36.000 metros cúbicos al día y para dar servicio a una población de 270.000 habitantes. La instalación cuenta con un tratamiento biológico de tecnología avanzada que incluye eliminación de nutrientes, respondiendo los objetivos de calidad del río Tajo.

La actuación se completa con la construcción de un colector y un estanque de tormentas. Con una longitud de 5,7 kilómetros y una capacidad de transporte de 4 metros cúbicos por segundo, el colector llevará las aguas residuales de la ciudad hasta la nueva depuradora. En relación a su trazado, destaca la ejecución de un túnel de cerca de 900 metros para salvar, con la mínima afección, una elevación orográfica existente junto al río Tajo.

También se ha realizado el cruce en hinca de 250 metros bajo la Ronda Suroeste de Toledo y el yacimiento arqueológico de Lavaderos II. Una vez que la depuradora entre en servicio, se construirá un estanque de tormentas de 18.000 metros cúbicos de capacidad, para almacenar las aguas más contaminadas procedentes de las primeras lluvias e incorporarlas posteriormente al proceso de depuración.