Fin al parking gratis en el Casco
En días laborales, aparcar de forma gratuita dentro del recinto amurallado de Toledo no es posible; quedan los parkings disuasorios - A. PEREZ HERRERA

Fin al parking gratis en el Casco

Esta semana ha habido quejas por las insuficientes plazas de aparcamiento después de la clausura de este parking del Paseo del Carmen, donde estacionaban unos 140 vehículos

M.C.
Actualizado:

Tras la polémica surgida esta semana por la falta de aparcamiento en el Casco Histórico de Toledo debido a las obras en el Paseo del Carmen, las cuales van a terminar con la última opción de aparcar de manera gratuita en la zona antigua de la ciudad, ABC ha hablado con el concejal de Movilidad, Rafael Perezagua, y con los vecinos para ver cómo queda la situación.

De este modo, estos últimos días ha habido quejas por las insuficientes plazas para aparcar el coche después de la clausura de este parking del Paseo del Carmen, donde estacionaban diariamente unos 140 vehículos que ya no lo podrán hacer.

El concejal de Movilidad quiso salir al paso de todas estas críticas e indicó que las obras del Paseo del Carmen tienen como objetivo «recuperar para los toledanos un espacio verde», eliminar los aparcamientos y crear una pista polideportiva, como ya estaba contemplado en el Plan Especial del Casco Histórico de Toledo, que fue aprobado por unanimidad en 1998 y que ahora tiene que ser revisado.

«Hay alternativa al Casco Histórico, con una oferta de aparcamiento muy grande», manifestó Perezagua. De este modo, explica que hace escasamente un año se construyó el parking de Azarquiel, además del ya existente de Safont, que suman entre los dos más de 1.200 plazas gratuitas para vehículos, igual cifra a los de la zona del Circo Romano y de Santa Teresa, 2.400 en total. «No hay ninguna ciudad en España Patrimonio de la Humanidad con 83.000 habitantes con tanta oferta de aparcamiento gratuito», a su juicio.

Además, el 85 por ciento de las líneas de autobús urbano en Toledo —1, 2, 61, 62 y la 41— tienen como cabecera la Plaza de Zocodover, con más de 5 millones de viajeros al año de este medio de transporte, según informó. Y, por lo que se refiere a los aparcamientos subterráneos que tiene el Casco Histórico, dijo que el Ayuntamiento ha dado «muchas facilidades», en cuanto a los precios, para que los residentes puedan aparcar sus coches en ellos.

El número de plazas de aparcamiento de estos parking son: 700 en el Corralillo de San Miguel, 600 en el Miradero, 434 en Recaredo, 637 en Safont, 123 en Santa Catalina, 80 en San Juan de la Penitencia y 450 en Azarquiel. Perezagua informó de que en un día laborable los aparcamientos que tiene controlados el Ayuntamiento, a través de la Concejalía de Movilidad, más de la mitad de las plazas de las que disponen están libres.

Por lo que se refiere a las plazas de la ORA en la zona antigua de la ciudad, el concejal de Movilidad destacó que se ha pasado de la preeminencia de la zona azul en 2006 (600 plazas azules, casi 400 naranjas y menos de 200 verdes), con el último decreto del gobierno del exalcalde del PP José Manuel Molina, a la superioridad de la zona verde en la actualidad (857 verdes, 409 azules y 323 naranjas), lo que suma más de 1.500 plazas en total.

Otro dato a tener en cuenta, a juicio de Perezagua, es el nivel de motorización, que ha pasado de 366 vehículos por cada mil habitantes en la ciudad y 391 en el Casco Histórico en el año 1990 a 628 en Toledo y 623 en su zona antigua en la actualidad. En este barrio hay más de 7.500 vehículos empadronados, de los cuales sólo unos 3.300 cuentan con tarjeta de residente. Con estas cifras, el concejal lo que quiso dejar claro es que la «prioridad del Ayuntamiento es preservar el Casco Histórico», ya que el tránsito de vehículos por Doce Cantos ha llegado a ser de 12.000 al día e incluso de 22.000 a la parte antigua en años pasados, según las cifras que ofreció el concejal, «algo inasumible para una ciudad como Toledo».

Quejas de los vecinos

En declaraciones a ABC, los representantes de dos asociaciones vecinales del barrio antiguo ofrecieron sobre los problemas de aparcamiento derivados del cierre del parking improvisado del Carmen. Hilario Alarcón señaló que nada tiene que ver este asunto con un aparcamiento ilegal que, a su juicio, no debe ser permitido: «aparcar en las aceras, en doble fila o en un parque es ilegal y no soluciona los problemas de aparcamiento de una zona, como es el Casco Histórico toledano, que tiene domiciliados fiscalmente 7.690 vehículos pero que tan solo cuenta con 3.000 estacionamientos legales regulados por la ORA.

Y para agravar aún más el problema está el dato de los 22.000 vehículos que diariamente acceden al Casco Histórico de Toledo. «Más de la mitad de los residentes con vehículo en el Casco antiguo no tienen asegurado un aparcamiento», dijo el presidente de Iniciativa Ciudadana del Toledo Histórico, dejando una vez más sobre la mesa el antiguo problema del tráfico rodado y la peatonalización. También tuvo críticas para el PP, partido al que recordó que «cuando ellos estaban en el poder tuvieron múltiples protestas por los conductores que aparcaban sobre las aceras en la zona de La Cornisa y exigían alternativas» que no se materializaron.

Ruben Lozano, presidente de la asociación de vecinos «La Mezquita» —también del Casco—, aseguró que pidieron «que se reservase un espacio reducido para aparcar en el Paseo del Carmen, ya fuera para minusválidos o para algunos residentes», y criticó la «improvisación» del equipo de Gobierno en este y otros temas, aunque añadió parecerle «bien» que se recupere el parque. En cuanto a la situación del aparcamiento en general en el Casco Histórico de Toledo, Rubén Lozano señaló que «cada pivote que se pone aquí para regular el tráfico es como un par de banderillas; el comercio se resiente y el enfado de los vecinos aumenta. me parece bien la necesidad de peatonalizar, pero hay que darle facilidades a los residentes».