DEL 5 DE ABRIL AL 5 DE MAYO EN TORRIJOS

Se abre el plazo para presentar proyectos en el vivero de empresas

Actualizado:

Los emprendedores interesados en ubicarse en el Vivero de Empresas «Manuel Díaz Ruiz», de Torrijos, quienes podrán beneficiarse de un alquiler con coste cero durante el primer año, pueden presentar sus proyectos en el Ayuntamiento a partir del próximo viernes, día 5, y hasta el 5 de mayo.

En esta primera fase, se seleccionarán hasta cinco proyectos de empresarios que necesiten utilizar uno de los 19 despachos profesionales con que cuenta el vivero, y por otro lado, se elegirá un sexto proyecto que en este caso, precise de una de las cuatro naves industriales localizadas en este edificio.

Una vez concluido el plazo de presentación, la Comisión de Selección se reunirá y baremará dichos proyectos de acuerdo al Reglamento y Bases aprobadas en el último pleno ordinario.

Prioridad a las tecnologías

La intención del consistorio es convocar una segunda fase para presentación de proyectos entre el 1 y el 30 de junio, en la cual se ofertarán otros siete despachos adicionales (siempre en el caso de que se hayan cubierto los cinco primeros) y otras 2 naves más. Se dará prioridad absoluta a proyectos empresariales relacionados con las Nuevas Tecnologías de la Información y/o a aquéllos que apuesten por la I+D+I (Investigación, Desarrollo e Innovación).

Uno de los requisitos para solicitar instalarse en el Vivero de Empresas «Manuel Díaz Ruiz» es que la actividad empresarial se haya iniciado como mucho hace un año. La duración del contrato será de 3 años y se puede prorrogar uno más de forma excepcional. Durante el primer año el alquiler será gratuito, a partir del segundo año el coste por la utilización de un despacho oscilará entre 160 y 200 euros, y por el uso de una nave, el coste será de entre 600 y 900 euros.

Este Vivero de Empresas se levanta sobre una superficie de 2.250 metros cuadrados construidos, distribuidos en dos plantas. Está localizado en el Polígono Industrial «La Atalaya», desde el que se accede por autovía a prácticamente cualquier punto del país. A unos pasos está la entrada a la A 40, que conecta con la A5 y a través de ella se llega tanto al norte de la península, pasando por Madrid, como al oeste de la misma.