Temas

El Rey

El Rey imágenes y vídeos

Los nudos gordianos

Los nudos gordianos

«De Gaulle sostuvo que la verdadera diferencia entre un político cualquiera y un auténtico hombre de Estado consistía en que el hombre de Estado sabía cortar los nudos gordianos a tiempo y en el momento más adecuado. Estos días sabemos que el verdadero nudo gordiano de la España de hoy es el separatismo catalán, y no otro»

«Viva el Rey»

«Viva el Rey»

Don Felipe envió un mensaje a los nacionalistas y la presidenta del Congreso, Ana Pastor, se ocupó de los podemitas

Juan Fernández-Miranda Comentar
¡Viva el rey!

¡Viva el rey!

«El Rey no tiene partido, ni puede tener más apoyo que la adhesión de sus conciudadanos a la institución que representa. Bien merece pues sacudirse prejuicios y complejos del pasado para, como ciudadanos libres, aclamar ¡Viva el Rey! Porque en la Corona está hoy la mejor garantía de un futuro de convivencia»

El Gobierno debe defender al Rey

El Gobierno debe defender al Rey

Pedro Sánchez evitó un expreso y contundente respaldo al Rey en plena campaña virulenta del independentismo catalán contra el Jefe del Estado. Todo por no desairar a los soberanistas

La Corona, garante de la estabilidad

La Corona, garante de la estabilidad

Una mayoría significativa de los españoles considera que el papel desempeñado por Su Majestad el Rey es imprescindible para la promoción de la imagen de España en el exterior

Triquiñuelas

Triquiñuelas

Un nacionalista mesiánico como Torra y un oportunista total como Sánchez forman una pareja de cuidado

José María Carrascal Comentar
Reformar la moción de censura

Reformar la moción de censura

«Esta debería ser la última vez que se inviste a un presidente con tan exiguas fuerzas propias, sin haberse comprometido ante la Cámara con programa alguno, y que ha basado su acceso al poder en oscuras negociaciones con unos aliados que, curiosamente, incumplen la Constitución todos los días y pretenden asaltar la unidad de España mediante un golpe de Estado que hoy todavía está encima de la mesa»

Por Ignacio Camuñas Solís Comentar