Detalle de la nueva consola de cobremesa Xbox One S - AFP
LANZAMIENTOS

Microsoft lanzará su nueva consola Xbox One S con capacidad de 2 TB en agosto

La firma norteamericana confirma la fecha de disponibilidad de su nueva plataforma de estética más ligera y capaz de reproducir video en calidad 4K

Actualizado:

Más ligera y más potente que la anterior. La nueva consola de sobremesa de Microsoft, Xbox One S, llegará oficialmente a las tiendas el próximo agosto en su versión de 2 TB de capacidad. y lo hará bajo un precio de 399 euros.

Este modelo es una versión más pequeña que la original (una reducción de hasta el 40%) lanzada hace tres años y con la que la compañía norteamericana pretende dar un salto de calidad para convertirse en el verdadero centro neurálgico del hogar. De hecho, se convertirá en un reproductor BluRay interesante además de servir de plataforma de juegos.

Fabricada en color blanco, el dispositivo, capaz de colocarse de forma vertical con un soporte especial, será capaz de reproducir video en calidad 4K o UHD, el nuevo estándar de imagen perseguido por la industria de la tecnología de consumo, compatible con el nuevo formato Blu-ray Ultra HD. También podrá reproducir imágenes en HDR -Alto Rango Dinámico- que permitirá ofrecer un mayor nivel de detalle (colores más brillantes y contrastes más logrados) como sucede en los videojuegos para ordenadores PC.

Cabe destacar que este modelo no será capaz de mover los videojuegos en esta calidad. Esta mejora afectará únicamente a la reproducción de video, por lo cual en servicios de «streaming» como Netflix o en formato físico las imágenes ganarán considerablemente. El mode Scorpio, que Microsoft se limitó a presentar pero su lanzamiento está destinado al próximo año, sí estará concebida para reproducir videojuegos en 4K. Será capaz de mover 6 teraflops, mejorando así el rendimiento y la potencia.

A la consola Xbox One S le acompañará un nuevo mando de control que se conectará a través de un sistema inalámbrico (Bluetooth), lo que permitirá utilizarlo sin cables. La Xbox One S tendrá, en otros aspectos destacados, una total integración de su fuente de alimentación. Otra de las modificaciones realizadas por la compañía afectarán al sistema de movimiento Kinect que que requerirá de la adquisición de un adaptador. Tendrá tres puertos USB y un nuevo puerto de infrarrojos integrado.