Vídeo: Realismo y sensación extrema de velocidad: así es el MotoGP 2019
ANÁLISIS

«MotoGP 19»: el videojuego donde puedes ganar a Marc Márquez

Esta entrega incorpora mejoras en el comportamiento de las motos y una inteligencia artificial más exigente

MADRIDActualizado:

Bajo su eterna sonrisa se oculta un portento que ya ha hecho historia. Marc Márquez tiene todavía muchas carreras que ganar en el futuro dada su edad. Sus rivales le quieren, aunque haya tenido algunos encontronazos con alguno que otro. En las carreras lo da todo, arriesga, apura el último punto de cada curva. El piloto español sabe dar espectáculo en el asfalto. También en el mundo virtual como en « MotoGP 19», nueva entrega del videojuego oficial del campeonato del mundo de motociclismo, por lo que no es de extrañar que ocupa la portada de esta temporada.

En resumidas cuentas, «MotoGP 19» no revoluciona la saga, pero sí se han introducido algunas mejoras como una Inteligencia Artificial más competitiva (o deberíamos decir exigente) y físicas mejor optimizadas. El título sigue ofreciendo un nivel de conducción próximo al realismo, aunque se pueden ajustar algunos niveles para que resulte más accesible para todo tipo de videojugadores. Más que nada para no resultar demasiado frustrante, porque el juego es exigente. No es demasiado fácil echarle el guante con lo que habrá que dedicarle un tiempo para el aprendizaje.

El comportamiento de las motos está muy bien conseguido, sobre todo, si se eleva el listón. Se sienten mejor los baches, los pianos, y exige una mejor gestión de la aceleración y la frenada. De hecho, se han mejorado las físicas como el desgaste de los neumáticos, cuyo paso del tiempo y deterioro pasa factura a la conducción. Las carreras, así, se convierten en una oda a la espectacularidad, a la pasión por las dos ruedas, pero vuelve a pecar de que el comportamiento de los rivales es demasiado duro. La Inteligencia Artificial les lleva a la perfección. A no cometer errores. Apenas dejan muchos espacios y una carrera se convierte en un desafío en donde hay que hacerlo perfecto. Además de las 19 pistas oficiales de la temporada actual, hay 3 pistas dedicadas históricas: Laguna Seca 2013, Donington 2009 y Cataluña 2015, todas famosas por haber sido escenario de grandes momentos para todos los amantes de la MotoGP.

El título permite competir con cualquiera de los pilotos oficiales de la parrilla en grandes premios organizados por el campeonato o exprimirse a fondo durante toda una temporada. Para dotarle de mayor realismo, se pueden completar todas las pruebas y entrenamientos previos antes de la carrera. Incluso en los boxes se pueden realizar modificaciones de los parámetros y mecánicas de la moto. Por regla general, por defecto, el usuario se encuentra con un vehículo que se conduce de manera automática.

¿Qué quiere decir esto? Que se salta al asfalto con la tranquilidad de que el sistema reducirá las marchas por sí sola, aunque esta medida ofrece una contrapartida: es demasiado benévola y no se puede apurar mucho en cada curva para rascar un segundo. Existe, además, otra categoría llamada modo Pilotos Históricos, que constituye una inmersión real en la historia de MotoGP en la que los jugadores cuentan con más de 50 pilotos legendarios y 35 motos de las categorías de 500cc y MotoGP. Todas recreadas al detalle.

Además de este apartado, el juego permite la creación de un piloto personalizado e intentar pasarlo de ser un novato a ser el próximo campeón. Es una opción más que interesante porque ahí se va adquiriendo experiencia y se van conociendo de primera mano todos los circuitos. Donde más esfuerzo se ha puesto también es en lo referente al modo multijugador. La parte online donde los jugadores se conectan con otros a través de internet y se echan sus carreras. El sistema aguanta y es solvente.