Por qué deberías volver a jugar a Diablo ahora que llega a Nintendo Switch

La remasterización del clásico título de Blizzard se adapta a esta plataforma manteniendo su esencia y volviendo a ser una excusa para vivir su mundo de fantasía. ¿Merece la pena?

MADRID Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

Puede que para muchos aficionados al mundo de los videojuegos la saga Diablo sea anacrónica y fuera de lugar. Pese a los años que han trascurrido ha sabido envejecer bien y su magnetismo permanece intacto. Su fantasía, divertida propuesta y profundidad de elementos le convierten en un título imprescindibles para los amantes del género.

Y eso que no ha pasado tanto tiempo desde que « Diablo III» y las expansiones « Reaper of Souls» y «El Despertar del Nigromante» aparecieran; pero ahora se ha empaquetado en forma de colección, «Diablo Collection», que engloba todo el material lanzado desde su lanzamiento oficial en 2012. Es decir, es la edición completa. Su adaptación a la consola Switch de Nintendo luce tremendamente bien, ofreciendo los controles con un único mando Joy-Con.

Es cierto que no requiere demasiada potencia gráfica. Pero su aterrizaje a esta plataforma híbrida resulta embriagadora. Es una propuesta interesante, atractiva y seductora. Este título incluye siete clases de personajes, cinco largos actos repletos de historias y actividades, así como temporadas enteras para masacrar demonios, los principales enemigos que discurren por el mundo de fantasía que se plasma en este videojuego de rol (RPG, como se conoce por sus siglas en inglés) repleto de acción.

Peca eso sí de un problema coyuntural; es posible que los seguidores de la serie no le encuentran motivación alguna para adentrarse de nuevo a su mundo, aunque al contener un apartado online puede ofrecer nuevas experiencias para rejugarlo. Aquellos que todavía no lo conozcan se quedarán con la boca abierta, y más teniendo en cuenta lo fluido que se mueve, sin saltos ni nada.

Eso sí, cabe señalar que el modo multijugador ofrece dos vías, local y remoto, hasta 4 jugadores, aunque el juego remoto requiere Nintendo Switch Online, que viene aparte. No obstante, tiene algunas pegas; dado el formato de pantalla los textos y descripciones son demasiado pequeños, lo que a veces se traduce en que hay que prestarle atención para ver en qué diantres estás metido. Por cierto, para escucharlo en español hay que descargar un parche.

La dinámica, como es obvio, no cambia. El objetivo final es ser capaz de sobrevivir en la dificultad superior, mientras que se matan monstruos tan rápido como se pueda. Hay que jugar como una de las siete clases disponibles (bárbaro, cazador, monje, brujo, mago, nigromante y cruzado). Cada héroe tiene apariencia, estilo, poderes y habilidades distintas, así que la elección no es meramente estética.

Se puede escoger, además, por género masculino o femenino. Por ejemplo, el cruzado ofrece una defensa impenetrable, el bárbaro tiene una gran fortaleza enfocada a los combates cuerpo a cuerpo, mientras que el médico se centra en conjugar maldiciones a larga distancia acompañado por animales extraños, aunque flaquea en defensa. Lo suyo es probar con uno de primeras para mejorarlo, dado que cambian algunas mecánicas a lo largo del juego. O, por qué no, si aquellos aficionados que completaron el juego en su momento con una determinada clase ahora lo pueden hacer desde el sofá o en cualquier parte (gracias a la transportabilidad de la Switch) con otro.

Otro aspecto positivo es que ofrece mucho contenido para completar. Desde el modo «Aventura» -que en este caso no hace falta completar la historia principal- los jugadores podrán dirigirse por donde quieran sin tener que cumplir las misiones de la historia. Requiere, por tanto, preguntar y acercarse a las diversas zonas, pero se aprecia el mapa de ubicación, para bien o para mal; pero esta planteamiento clásico facilita las cosas, y más si no lo has jugado anteriormente. Así, hay pruebas, llamadas «pruebas Nephalem» que nos darán nuevas recompensas. Este nuevo modo garantiza la «rejugabilidad» absoluta, ya que objetivos, monstruos, mapas y recompensas se generan con total aleatoriedad.