Madrid levanta la primera ciudad deportiva de Europa para jugadores de «eSports»

El centro de alto rendimiento, de un área de más de mil metros cuadrados, se convierte en un centro de alto rendimiento que ejercerá de sede para el equipo profesional de la teleoperadora Telefónica, Movistar Riders, en un intento de reforzar el incipiente negocio de los deportes electrónicos

MADRIDActualizado:

Los deportes electrónicos o eSports se han convertido en un gran negocio. Al calor de los nuevos tiempos en donde las retrasmisiones de encuentros entre equipos y videojugadores amateurs y profesionales superan en muchas ocasiones las audiencias de espectáculos deportivos tradicionales, las estructuras organizativas siguen su curso. Se buscan patrocinadores, hacer cada vez más grande esta rueda y, para encajar todas las piezas, Madrid ha inaugurado el primer centro deportivo de alto rendimiento para profesionales de los videojuegos.

Movistar ha inaugurado en el Matadero de Madrid el Movistar eSports Center, primer centro de alto rendimiento en Europa de esta modalidad. Una auténtica ciudad deportiva de más de 1.000 metros cuadrados. Ejercerá, además, de sede del club Movistar Riders, club de deportes electrónicos patronaciado por Teléfonica y cuya andadura arrancó a principios de este año.

Por el momento, alberga a siete equipos profesionales de deportes electrónicos, que participan en las principales competiciones de «eSports» de algunos títulos como «Overwatch» (acción), «Counter Strike» (disparos), «Fifa» (deportes) o «League of Legends», uno de los videojuegos más exitosos de la historia. El equipo cuenta actualmente con más de 60 profesionales, pero el reto es agrandar la plantilla en los próximos años mientras se asienta y se profesionaliza el sector de los «eSports». El centro se divide en varias áreas. Una de ellas es un anfiteatro interno en el que se retransmitirán los torneos y punto de encuentro entre los aficionados y los miembros del club. Cuatro salas de entrenamiento, una cantina y diversas zonas de ocio.

La operadora, que ha invertido una gran suma de dinero aunque no ha trascendido, ha querido que estas instalaciones se conviertan no solo en la sede oficial del club sino una especie de «ciudad deportiva», abiertoa a la comunidad, en donde además de desarrollar toda su actividad, organizar eventos relacionados con la divulgación de los deportes electrónicos. Con unos ingresos que superan ya los 600 millones de euros, los «eSports» están dejando de ser ocio minoritario para convertirse en un fenómeno cada vez más popular y masivo. «El centro nace con el propósito de convertirse en un referente y foro para la industria del sector de los videojuegos y los eSports», apuntó el director de Marketing Gran Público de Telefónica España, Óscar Candiles, quien señaló que está «al nivel de otras disciplinas deportivas».

Los deportes electrónicos empiezan ya a convertirse en una profesión. Y en esa «profesionalización» se requiere de determinadas rutinas para poder mejorar y llegar a lo más alto, aunque los detractores aún no conciben su paralelismo con otras disciplinas más arraigadas en la sociedad como el fútbol o el baloncesto. «Se neceista una preparación que incluye tanto entrenamiento físico como mental. Se ha demostrado científicamente que un rendimiento mental máximo requiere de mucho entrenamiento en el juego, pero también una disciplina física y alimenticia», apunta Fernando Piquer, máximo responsable del club Movistar Riders.