Captura de Death Stranding
Captura de Death Stranding - SONY
E3 2016

Sony se centra en «The Last Guardian», lo nuevo de Kojima y la emergente realidad virtual

La multinacional japonesa presenta el «reboot» de una de sus grandes joyas, God of War, un «shooter» abierto llamado Days Gone y anuncia nuevos títulos para ampliar el catálogo de realidad virtual como Resident Evil y Batman

MADRIDActualizado:

Nada de hardware. Nada de grandes sorpresas. Nada de juegos de corte independiente. Sin cohetes ni alharacas, la compañía japonesa Sony se ha centrado en un par de videojuegos que pueden ser imprescindibles y, sobre todo, en la emergente tecnología de realidad virtual. Su conferencia en la feria E3 de Los Ángeles ha sido algo descafeinada en comparación con su rival Microsoft, que aprovechó para presentar sus nuevas consolas de sobremesa, una más fina Xbox One y otra mucho más potente capaz de mover juegos en calidad 4K.

La firma nipona, pese a todo, sí dejó caer que trabaja en una nueva máquina, PlayStation 4 Neo, cuyos detalles se conocerán en los próximos meses y que propondrá sacarle partido, precisamente, a la realidad virtual, cuyo dispositivo PlayStation VR llegará finalmente el próximo 13 de octubre. Y ahí es donde más esfuerzos dedicó, puesto que anunció la llegada de algunos títulos sorprendentes, como una versión adaptada a este formato inmersivo del superhéroe Batman de la glorificada saga Arkham, un juego de acción Farpoint que utilizará un controlador específico (el PS VR Aim Controller) o una adaptación de Star Wars Battlefront: X-Wing en donde el jugador se pondrá en la piel de un piloto de combate. En el futuro el catálogo contará con Resident Evil 7: Biohazard para recrear un ambiente cargado de terror y tensión.

Sus principales joyas para las consolas de sobremesa, no obstante, fueron para el «reboot» del juego de corte «hack and slash» God of War, ocasión para presentar la nueva reproducción del carismático personaje Kratos, en el que se mostró los primeros minutos de juego en donde aparece junto a su hijo. El «shooter» Days Gone se sumergirá en un mundo plagado de zombies ubicado en el desierto del Noroeste del Pacífico.

Tras una década de desarrollo, el título de culto The Last Guardian por fin estará a disposición de los jugadores a partir del 25 de octubre. Mecánicas innovadoras y un estilo de juego innovador serán las principales bazas de esta aventura entre un niño y una extraña criatura mitológica. Protagonizado por una mujer que debe abandonar su tribu, Horizon Zero Dawn, por su parte, se presentó como un mundo abierto en donde aparecerán dinosaurios y robots en un sistema de combate que abrirá la puerta a múltiples resoluciones, algo muy impactante y que cautivó al público en comparación con la flacidez de Detroit Become Human, un juego desarrollado por el estudio Quantic Dream (Heavy Rain o Beyond: Two Souls) que presenta a a un joven en medio de un mundo de robots.

Lo que, por el contrario, sí se llevó gran parte de la escasa gloria de la conferencia fue la nueva propuesta de Hideo Kojima, «padre» de la saga Metal Gear que, tras su disputa con su anterior compañía Konami, ha recalado en Sony para sacarle partido a la PlayStation 4. Su primer cartucho es Death Stranding, un extraño y enigmático videojuego cuyo protagonista (al menos así se interpretó al ver el primer trailer) será Norman Reedus, actor que encarna el personaje de Daryl en la serie de televisión «The Walking Dead».