Captura del videojuego «Doom Eternal»
Captura del videojuego «Doom Eternal» - BETHESDA

E3 2019Entre Doom Eternal y Wolfenstein Youngblood: los mejores anuncios de Bethesda en el E3

La compañía también desveló «Deathloop» y Orion, un conjunto de tecnologías para mejorar el empleo del «streaming» en los videojuegos que apunta a ser una de las tendencias para los próximos años

MADRID Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

Bethesda es una compañía adorada. Sus seguidores confían en sus proyectos, aunque su capacidad para crear nuevos títulos quede muy lejos de su competencia. No fue hasta 2015 cuando tuvo por primera vez conferencia particular en la meca del videojuego, la feria E3 de Los Ángeles. El lugar donde los grandes jugadores de la industria del entretenimiento interactivo vuelcan millones para atraer la atención de una audiencia global. Y poco a poco se ha hecho un hueco entre los grandes.

Con un catálogo escaso pero prometedor, la veterana firma estadounidense aprovechó para desvelar, por fin, la fecha de llegada de una de sus grandes apuestas, «Doom Eternal». Un título que recogerá la esencia más pura del clásico videojuego de disparos en primera persona de ritmo vertiginosos. Un proyecto florenciente que continúa por la senda iniciada en 2016 cuando se recuperó la saga tras varios años de ausencia.

El momento llegó: 22 de noviembre. Estará en muchas plataformas y promete una experiencia sangrienta e infernal en donde los jugadores apasinados del «old school» tendrán una excusa para volverse a ponerse a los mandos. Su trama partirá de que las fuerzas del Infierno han comenzado a invadir la Tierra, y mientras la Corporación Aerospacial de la Unión lucha por defenderla, Doom Slayer llega para repeler a los demonios, pero como novedad se podrá salir del infierno.

Wolfenstein se hace feminista

Además de «Doom Eternal», la compañía sacó provecho de otra de sus sagas más emblemáticas pero llevadas a otro terreno, la variedad de género. Una tendencia a la que se ha subido la industria del videojuego en los últimos años al calor del empuje feminista que está en el centro del debate social. Será «Wolfenstein: Youngblood», un título independiente en el que ambientará en una alternativa década de los años ochenta. Los jugadores de este juego de disparos en primera persona se pondrán en la piel de las hijas gemelas de William B.J. Blazkowicz, el rudo personaje que ha protagonizado las entregas anteriores. También se adaptará a la tecnología de realidad virtual.

Otra de las propuestas será «Deathloop», un proyecto desarrollado por el estudio Arkane, autores de sagas como Dishonored, y que solo se hizo mención. Se trata de un misterioso juego de acción en el que los saltos adelante y atrás en el tiempo serán fundamentales para avanzar en su trama. La promesa es ambiciosa porque apunta a ser muy innovador y contará, según dijeron durante la conferencia, «niveles meticulosamente diseñados».

«GhostWire: Tokyo» será otro título que cautivará a los seguidores del terror. Es el proyecto de Shinji Mikami, creador de la saga Resident Evil y The Evil Whitin. Combinará secuencias de horror con otras cargadas de acción, pero será algo diferente a los títulos del género «survival horror». De hecho, la promesa es que será muy diferente y con unas mecánicas muy novedosas. La trama, sin embargo, se centrará en sucesos paranormales. Muy del estilo del autor. Lo único que sí se sabe es su entorno, Tokio. Por el momento no hay fecha de disponibilidad.

Al margen de nuevos títulos, la compañía anunció contenidos adicionales de títulos recientes como «Rage 2» y «Fallout 76», que contará con un nuevo modo «battle royale» al estilo del exitoso «Fortnite», así com algunas actualizaciones de la saga de fantasía «The Elder Scrolls». Eso sí, nada de su esperado «The Elder Scrolls VI», la continuación de la serie y de la que todavía no se sabe prácticamente nada.

Otro de los puntos más interesantes del acto fue el anuncio de Orion, un conjunto de tecnologías diseñadas por Bethesda para agilizar y perfeccionar el aprovechamiento de la tecnología «streaming». Su objetivo, según sus responsables, será no centrarse en el hardware para mejorar el «streaming» sino en el software para optimizar los juegos de cara a la nube. Así, aplicando las tecnologías de Orion al juego durante su fase de creación se podría retransmitir en línea hasta un 20% más rápido.