«Beyond: two souls», otra forma de hacer videojuegos
Captura de «Beyond: Dos almas» - ABC
VIDEOJUEGOS

«Beyond: two souls», otra forma de hacer videojuegos

Protagonizado por Ellen Page y Willem Dafoe, el título acaba de llegar en exclusiva para PlayStation 3

Actualizado:

Los números asustan. Tres años de producción, un año de rodaje, 160 actores, 65 cámaras y no, no se trata del último éxito de Hollywood. Así se las gasta «Beyond: dos almas», el nuevo videojuego de Quantic Dream, el estudio que dio vida al exitoso «Heavy Rain». Su última aventura para PlayStation 3 servirá de despedida a la consola de Sony -trabajan ya en una historia para PlayStation 4- y seguirá la senda marcada por el título anterior: contar una historia distinta y, sobre todo, hacerlo de una manera atípica.

«Es un juego muy diferente a los que acostumbráis a jugar, en lo que lo que importa es conducir, saltar o disparar», apuntaba el máximo responsable de la desarrolladora, David Cage, en un evento de presentación que tuvo lugar en Madrid la pasada semana. «Es un viaje emocional en el que asistiremos a quince años en la vida de Jodie -a quien da vida Ellen Page-, una niña de ocho años cuyo ser ha estado siempre vinculado a un ente. No sabemos si es un fantasma, un alma o un espíritu».

El jugador se meterá en la piel de ambos y avanzará en la historia tomando decisiones y asumiendo sus consecuencias. Un aspecto, este último, que se ha llevado hasta el extremo: «Entendíamos que parar la acción para dar la oportunidad al jugador de repetir aquellos fragmentos en los que se ha fallado, como ocurre en todos los juegos, no tenía sentido, así que lo hemos eliminado».

Lo que Cage tiene en mente es un título cuyo argumento avance irremediablemente hacia el desenlace como un tren sin frenos. De sus palabras se deduce que será imposible que la protagonista muera, un aspecto que puede incomodar a los jugadores más duchos y encandilar a los no tan habilidosos. De esta forma, fallar o tener éxito en una determinada acción irá abriendo y cerrando las distintas tramas que conforman la historia.

El juego, dice Cage, va de «crecer, aprender y aceptarse uno como es y sobre la muerte y lo que puede encontrarse uno al otro lado». Es en este punto en el que el líder del estudio vuelve a aportar números. «Beyond: dos almas» cuenta con la friolera de 23 finales distintos. La afirmación tiene gracia viniendo de quien viene pues Cage afirmó en su momento que 'Heavy Rain' no era un título para jugar más de una vez, a pesar de contar también con varios desenlaces.

Frente al cine

«Lo que me interesa es conseguir una emoción, sugerir», responde Cage a las críticas que aseguran que sus juegos son poco más que películas interactivas. Lo cierto es que no parece que 'Beyond: dos almas' se aparte en exceso de 'Heavy Rain'. Pese a que durante la charla Cage asegura que los 'quicktime events' son cosa del pasado, los tráilers demuestran que siguen ahí solo que algo más refinados y sofisticados. A lo largo de la presentación el asunto del cine sale una y otra vez a colación, sobre todo en las preguntas que le dirige el respetable.

- ¿Es una película, es un videojuego, una mezcla de ambos?

- «Por supuesto que es un videojuego. Puedes cambiar las cosas y eso es algo que no te ofrece una película. Alguien me dijo una vez sobre 'Heavy Rain' que al llegar a un determinado punto del juego tuvo que apagar la consola y no la volvió a encender hasta que pasaron dos semanas porque tenía que tomar una decisión terrible. Eso es algo que solo te puede ofrecer un videojuego», remata.

Puede que exagere pero lo cierto es que a Cage, capaz de contagiar su pasión por el medio a cualquiera, se le debe al menos un reconocimiento: intentar explorar nuevos caminos en un industria donde los géneros trillados y los juegos clónicos y sin alma suponen un porcentaje importante de la producción.

Preguntado por la posibilidad de hacer cine, explica que nunca ha sido su intención y que hacer videojuegos es lo que realmente le gusta, aunque no descarta tal empresa. Y frente a las críticas más viscerales -hubo un periodista que en su momento señaló que si juzgara «Heavy Rain» como película y no como un juego le daría una nota mediocre-, Cage se defiende: «Son lenguajes muy distintos. Lo que pasa es que la industria del cine lleva más de cien años creando y nosotros treinta.

Steven Spielberg y George Lucas han comentado en alguna ocasión que no se puede contar una historia si no controlas al protagonista. Nosotros creemos que sí se puede y es lo que intentamos con estos juegos», concluye. A su lado, el actor Willem Dafoe, que da vida a Nathan, una suerte de mentor de la protagonista, asiente. Quizá el cine y el videojuego no estén tan lejos después de todo.