Siete actores que inexplicablemente nunca han ganado un Oscar

Siete actores que inexplicablemente nunca han ganado un Oscar

Pese a sus indudables dotes y su fantástica trayectoria, estrellas como Gary Oldman o Leonardo DiCaprio jamás han sido premiados por la Academia

Actualizado:

Pese a sus indudables dotes y su fantástica trayectoria, estrellas como Gary Oldman o Leonardo DiCaprio jamás han sido premiados por la Academia

1234567
  1. Gary Oldman

    Por si todavía no te has enterado, «Birdman» ha sido el filme triunfador en los Oscar 2015, haciéndose con las estatuillas a la Mejor Película, Mejor Director, Mejor Guión Original y Mejor Fotografía. Sin embargo, los actores que la protagonizan se fueron de vacío de la gala: ni Michael Keaton ni Edward Norton lograron ganar los premios para los que habían sido nominados, al Mejor Actor Protagonista y el Mejor Actor de Reparto. Un año más, queda de manifiesto lo complicado que es conquistar el preciado galardón.

    En la plataforma Ranker.com han escogido a los mejores intérpretes nunca premiados por la Academia. Seguro que te sorprende que varios de ellos no tengan en el salón de su casa una de esas figurillas doradas. ¿No lo merecería el gran Gary Oldman, número 1 de esta lista? Sólo fue nominado una vez, en el año 2012, por «El Topo»... pero en aquella edición era imposible competir con Jean Dujardin, protagonista de la elogiada «The Artist».

  2. Leonardo DiCaprio

    El de Leonardo DiCaprio es uno de los casos más célebres. Más de una vez ha parecido tener la estatuilla prácticamente en el bolsillo, pero siempre ha acabado quedándose con las ganas. Fue nominado en la categoría de Mejor Actor de Reparto en 1994, por «¿A quién ama Gilbert Grape?»; y hasta tres veces estuvo entre los finalistas como Mejor Actor, en 2005, 2007 y 2014. Sus fans más radicales aseguran que en la Academia existe una conspiración contra él...

  3. Johnny Depp

    Algo muy similar ha ocurrido con otro de los mitos de nuestra época, el genial Johnny Depp. Por la primera entrega de «Piratas del Caribe» (2003), por «Descubriendo Nunca Jamás» (2004) y por «Sweeney Todd» (2007) recibió sus tres nominaciones a Mejor Actor... pero eso es todo. Ya se sabe que los «segundones» siempre terminan en el olvido: aquí a quien se recuerda es a los ganadores y por ahora el capitán Sparrow no figura entre ellos.

  4. Edward Norton

    A las puertas del podio en esta clasificación se queda Edward Norton, que como comentábamos al comienzo estaba este año entre los nominados a Mejor Actor de Reparto por su participación en «Birdman». Ya en 1996 había estado entre los elegidos por su papel en «Las dos caras de la verdad»; y en 1998 se quedó cerca de la victoria por su arrolladora interpretación en «American History X». Tendrá que seguir luchando por el título.

  5. Ian McKellen

    Tal vez sea conocido para ti por encarnar a Gandalf el Gris en «El Señor de los Anillos»; de hecho, su participación en ese filme de 2001 le sirvió para ser nominado a Mejor Actor de Reparto. Pero años antes, Ian McKellen pudo conquistar el Oscar al Mejor Actor como protagonista de «Dioses y monstruos», estrenada en 1998. Es el quinto clasificado de este ranking.

  6. Liam Neeson

    El irlandés Liam Neeson tiene un buen número de premios en su haber, pero a sus 62 primaveras el Oscar continúa resistiéndosele. En 1993 recibió su única nominación tras brillar con luz propia en «La lista de Schindler», siendo superado por la interpretación de Tom Hanks en «Philadelphia». Su lista de trabajos es tan amplia como variada: desde «Rob Roy» a «El equipo A», pasando por las nuevas entregas de Batman o incluso el episodio I de Star Wars, «La amenaza fantasma».

  7. Ralph Fiennes

    Cerrando nuestro ranking, ocupando la séptima posición, topamos con el inglés Ralph Fiennes. Estuvo junto a Liam Neeson en «La lista de Schindler», resultando nominado a los Oscar en la categoría de Mejor Actor de Reparto; y también acarició la estatuilla al Mejor Actor Protagonista en 1996, tras emocionarnos en «El paciente inglés». Después de casi dos décadas sin asomarse al grupo de finalistas, ¿estará a tiempo de arrancarse la espina algún día?