Donald Trump, presidente de Estados Unidos
Donald Trump, presidente de Estados Unidos - MANDEL NGAN / AFP

Trump le declara la guerra a Google: «Están controlando lo que podemos y no podemos ver»

El presidente de Estados Unidos vuelve a arremeter contra las tecnológicas acusándolas de vetar contenido de su partido

MadridActualizado:

La relación de amor-odio de Donald Trump con las nuevas tecnologías acaba de llegar a nuevas cotas y esta vez es Google quien está en su punto de mira. El presidente de Estados Unidos, que paradójicamente ha utilizado su famosa cuenta de Twitter para denunciar el asunto, ha asegurado que el buscador más utilizado del mundo «suprime» las noticias de medios conservadores en favor de otros contenidos demócratas. Pero no de cualquier forma, sino manipulando el algoritmo para que aparezcan al principio las noticias «malas» -es decir, las que le critican a él y a su partido- y después las «buenas».

Trump se ha dado cuenta de esta situación al introducir las palabras «Trump News» en Google. «El 96% de los resultados son de medios nacionales de izquierda y es muy peligroso», afirma en uno de sus dos tuits. El actual presidente de EE.UU. además lanza una amenaza velada a las tecnológicas: «Google y otros están reprimiendo las voces de los conservadores y ocultando información y noticias que son buenas. Están controlando lo que podemos y no podemos ver. Esta es una situación muy seria, ¡se tratará!». Sin embargo, no ha anunciado ninguna medida concreta.

La respuesta de Google

En un comunicado remitido a ABC, Google ha contestado a las acusaciones de Trump negando una supuesta manipulación en el algoritmo. «Cuando los usuarios realizan una búsqueda, nuestro objetivo es que reciban los resultados más relevantes para la búsqueda que han realizado en cuestión de segundos», afirman desde la tecnológica.

Y añaden: «La búsqueda no se usa para establecer una agenda política y no sesgamos nuestros resultados en función de una ideología política. Cada año, realizamos cientos de mejoras en nuestros algoritmos para garantizar que muestran contenido de alta calidad que responda a las consultas que hacen los usuarios y nunca rankeamos los resultados para manipular una opinión política».

No es la primera amenaza

No se trata de la primera vez que Trump acusa al sector de «vetarle» en sus dominios online. Esta misma semana, y también utilizando Twitter como medio de expresión, acusaba a las redes sociales de censurar la voz de «millones de personas», reclamando que sea la sociedad quien decida «qué es real y qué no».

«Los gigantes de las redes sociales están silenciando a millones de personas. No pueden hacer algo así, incluso si ello implica que debemos seguir escuchando a Medios Falaces como CNN, cuyos índices de audiencia se han resentido gravemente. La gente debe decidir qué es real y qué no, ¡sin censura!», escribió el mandatario.

En este mensaje no cargaba directamente sobre ninguna empresa en concreto, aunque sí criticaba el hecho de que a principios de agosto, Facebook, YouTube, y Spotify decidieron retirar de sus plataformas la programación de Alex Jones, un popular comunicador conocido por emplear su programa, «Infowars», para difundir teorías conspirativas que tienen generalmente al partido demócrata en el punto de mira.

El presidente reaccionó a aquella decisión acusando a «las redes sociales de masas» de discriminar «las voces republicanas y conservadoras». «No dejaremos que esto ocurra. Están acallando las voces de mucha gente de derechas», escribió entonces Trump, quien también admitió que algunas de estas opiniones eran «buenas y otras malas».