Donald Trump, presidente de Estados Unidos, abordo de su avión el «Air Force Trump»
Donald Trump, presidente de Estados Unidos, abordo de su avión el «Air Force Trump» - ARCHIVO

Silicon Valley se defiende ante el Congreso de Estados Unidos: «Facebook ayuda a proteger la democracia»

Las multinacionales Facebook y Twitter acuden al Congreso para prestar declaración sobre las acusaciones de dejadez ante supuestas injerencias extranjeras en las elecciones presidenciales de 2016 y avanzar sus medidas de cara a los comicios de noviembre

MADRIDActualizado:

Nueva bola de partido para Silicon Valley. En medio de los golpes y restos de los anteriores encuentros disputados ante las autoridades gubernamentales de Estados Unidos, las multinacionales Facebook y Twitter -Google ha perdido el tren y ha decidido mantenerse al margen- se defienden este miércoles en el Congreso de las acusaciones de dejadez ante supuestas injerencias extranjeras en las elecciones presidenciales de 2016.

Las firmas tecnológicas, que llevan tiempo intentando recuperar la confianza pérdida en el último año, aprovecharán, además, para defender sus posiciones de cara a las próximas elecciones legislativas de noviembre, las de mitad de mandado y que supondrán una prueba de fuego para el presidente republicano Donald Trump. Los servicios de inteligencia estadounidenses y comités parlamentarios de investigación han acusado al Kremlin de estar detrás de los intentos de manipulación de la opinión pública a través de Facebook en 2016, lo que el gobierno de Moscú ha negado en reiteradas ocasiones.

En los últimos meses estas empresas han puesto en marcha una batería de medidas para reducir las llamadas «fake news» y combatir el uso de sus plataformas por grupos vinculados a Rusia, aunque existe el temor de que vuelva a producirse intentos de manipulación en el electorado. Así, el fundador y consejero delegado de Twitter, Jack Dorsey, y la número dos de Facebook, Sheryl Sandberg, prestan declaración ante el Comité de Inteligencia del Senado. Se espera que den explicaciones acerca de sus operaciones para frenar una posible influencia extranjera, informa AFP. También, Dorsey acude a la Cámara de Representantes para hablar sobre «transparencia y responsabilidad».

El fundador y consejero delegado de Facebook, Mark Zuckerberg, ha defendido una vez más los constantes esfuerzos de la red social para combatir la manipulación política y ayudar a «proteger la democracia» en una columna publicada el martes. El texto, titulado «La protección de la democracia es la carrera de armamentos. Esto es cómo Facebook puede ayudar», se hace público justo antes de que los representantes de las principales compañías del sector acudan a declarar ante los representantes políticos.

Dorsey no impide cuentas extremistas

Una intervención que viene precedida de un nuevo escándalo. Según informó «The Wall Street Journal», Dorsey ha intervenido en varias ocasiones para imponer su criterio ante sus empleados con el objeto de permitir que perfiles relacionados con grupos extremistas continúen activas. El máximo responsable de la compañía permitió -defiende la publicación- que Alex Jones, un periodista de ideología de extrema derecha, continuara en Twitter pese a los escándalos, al igual que el restablecimiento de la cuenta de Richard Spencer, líder de uno de los principales grupos que defienden la supremacía blanca en Estados Unidos. Un hecho que ha motivado, de nuevo, a que surjan críticas alrededor de los constantes mensajes de extremistas que propagan la violencia en esta plataforma. «Estamos decididos a mantener todas las voces» es el argumento de Dorsey.

Las intervenciones de los representantes de las compañías tecnológicas se producen en un momento delicado, poco tiempo después de que el propio presidente de los EE.UU. haya advertido públicamente a los gigantes de internetde vetar las opiniones de millones de personas. De hecho, ha acusado a Google de manipular los resultados de su motor de búsqueda en beneficio de los medios de comunicación posicionados a la «izquierda» y críticos contra una ideología conservadora.

Pero la desconfianza hacia los servicios digitales ha ido en aumento en el último año. Un estudio de la firma de análisis Pew Research Institute (elaborado en junio) pone de manifiesto que el 43% de los encuestados cree que estas empresas defienden las opiniones de grupos progresistas en lugar de las conservadoras. El 72% de ellos, en cambio, considera que las redes sociales censuran las opiniones políticas.