A la izquierda, Ringo Star; en la imagen derecha superior, Angela Lansbury; y, en la inferior, Neil Armstrong
A la izquierda, Ringo Star; en la imagen derecha superior, Angela Lansbury; y, en la inferior, Neil Armstrong - ABC

¿Sabes si estos famosos están vivos o muertos? Este test te pone a prueba

Creada por un programador español, la página web Muertonomuerto.com se encuentra a caballo entre una encuesta de memoria, cultura general y experimento social

MadridActualizado:

Cada cierto tiempo surgen noticias en las que se «asesina» a un famoso por la red o recopilatorios bajo el título de «estrellas que no sabías que están muertas». ¿Sabes si Neil Armstrong sigue entre nosotros? ¿Acaso sabes si Leslie Nielsen ha fallecido? ¿Y James Avery, quien interpretó durante muchos años al «tío Phil» en el Príncipe de Bell-Air? Seguramente que tu primer impulso sea escribir estos nombres en cualquier buscador si tienes alguna duda, donde aparecerán decenas de resultados. Y entre ellos, también es posible que te aparezca la web Muertonomuerto.com, que ofrece un sencillo test con el que podrás comprobar tu cultura fúnebre en cuanto a famosos se refiere.

La idea se le ocurrió a Gustavo Ramos, programador «freelance» que, un poco por curiosidad, otro poco por aplicar sus conocimientos, creó la web en 2015. «A veces se me ocurren cosas y este era un tema que había salido en cenas con amigos. Pensé en hacer un test y guardar los resultados, a ver qué salía. Pero no tenía mucha idea de lo que iba a pasar», comenta para ABC. Al final, el portal, que cuenta con unos 300 personajes (entre vivos y fallecidos) se viralizó y, de vez en cuando, sigue registrando picos de audiencia. Tanto es así que, en la actualidad, ha recogido más de 3,6 millones de respuestas y 400.000 test.

Cómo funciona

La dinámica es bastante simple. Nada más acceder a la página web, aparece una foto con el nombre de un famoso, que puede ser desde una actriz a un cantante, pasando por científicos, humoristas o políticos. Justo debajo, se puede elegir entre tres respuestas: «muerto», «no muerto» o «no sé quién es». El test continuará hasta que el usuario, que no tiene que registrarse ni aportar ningún dato adicional, falle en alguna de sus respuestas. Una vez terminado, el usuario puede volver a repetir la encuesta (y probablemente le salgan nuevos personajes) o acceder a las estadísticas generales, a las que se puede acceder desde esta misma página.

En los gráficos se puede ver la cantidad de personas que han acertado dos, tres, cuatro diez o ninguna respuestas consecutivas de forma correcta; los personajes famosos que más se fallan (y entre los que se encuentran Little Richard, Álvaro Luna o Raúl Sender); los nombres que más se desconocen (y aquí se reflejan Larry Hagman, Larry Hagman o Chevy Chase); y un último apartado en el que se reflejan los datos estadísticos de personas que la mayoría piensa erróneamente que están vivas o, por el contrario, que fallecieron pero la mayoría no lo sabe o no lo recuerda.

En este ranking se refleja que el 69,5% de los encuestados piensan que Jerry Lee Lewis está muerto, al igual que el 68,2% dan por fallecido a Little Richard. En el otro extremo, el 34% cree que Harold Ramis, el integrante más serio de los Cazafantasmas, está vivo (aunque murió en 2014), o el 33,4% que está seguro de que Lou Reed sigue entre nosotros (a pesar de que falleció en 2013).

Alejado de la frivolidad

«No pretendía hacer una página graciosa, porque el tema de la muerte no es algo con lo que se pueda frivolizar. Más bien es una especie de homenaje», señala su creador, quien también ha acompañado la plataforma con unas conclusiones personales de los resultados con el afán de ir más allá y no quedarse en la mera anécdota. «Lo que provoca que no conozcamos con exactitud si algunos famosos están vivos o muertos es, en gran medida, el exceso de información actual que hace que los recuerdos se fijen menos en la memoria, además de la caída de las carreras profesionales de algunos de ellos y la consiguiente ausencia en los medios de comunicación tradicionales», concluye.

El propio Ramos actualiza de forma periódica la web con nuevos personajes (y está atento de los que fallecen, para cambiar su estatus), que sigue sufriendo repuntes puntuales cuando algún usuario relevante (es decir, con muchos seguidores), menciona su página. La última vez, el pasado mes de enero, cuando los «youtubers» The Tripletz (que acumulan algo más de 400.000 suscriptores en YouTube), utilizaron su plataforma para «jugar» online con sus fans. «Me enteré porque mi sobrina me pasó el enlace», asegura de forma humilde a pesar de que el video de estos chavales acumula 186.000 visionados y casi 10.000 «me gusta».

Aún así, este desarrollador no gana nada (ni siquiera con anuncios de Google) con su experimento. El único rédito que le intentó sacar fue laboral, a través de la creación de unas tarjetas de visita con la misma interfaz de su página en las que se refleja esta frase: «La conclusión que saqué fue: ‘Lo que no mantenemos fresco en nuestra memoria, termina pareciéndonos muerto’. Que no nos pase lo mismo…».