Rusia vuelve a entrar en el juego de las «fake news» (y Facebook lo sabe)

La multinacional norteamericana vincula al país con el despliegue de más de cien cuentas creadas para intoxicar con bulos en un momento de crispación social: las noticias basuras se están compartiendo aún más que en 2016 cuando saltó el escándalo de Trump

MADRIDActualizado:

Cambridge Analytica, anuncios falsos. Noticias falsas. Bulos, intoxicación informativa. Y numerosos escándalos alrededor del consumo de contenidos informativos a través de las redes sociales han empañado en dos años la evolución de las plataformas sociales de los grandes gigantes del sector. Facebook, la gran bola de fuego, ha conectado a Rusia las 115 cuentas eliminadas recientemente por «comportamiento no auténtico».

Pese a los intentos de las empresas tecnológicas, los países que durante los últimos tiempos más han inundado de propaganda y mensajes extremistas no han cesado su actividad. Una muestra que pone de nuevo sobre el tablero a las guerras virtuales que se libran en varios continentes y que han situado a los servicios digitales (redes sociales y aplicaciones) como herramientas de las que aprovecharse.

Son conscientes las empresas del sector que lo que se cuece en sus plataformas es un potaje de inventos, de mentiras y de bulos. Lo han intentado resolver reforzando mecanismos automatizados y ampliando su plantilla de revisores humanos, pero siguen colándose intrusos que, en lugar de venir en son de paz, aspiran a manipular a los usuarios. Están lográndolo y incluso aún más que en 2016 cuando se detectaron los primeros indicios de las llamadas «fake news».

Según un estudio (PDF) de la universidad de Oxford (Reino Unido), los contenidos basura se han compartido en la última campaña electoral de Estados Unidos aún más que en la anterior, cuando se nombró presidente del gobierno a Donald Trump. El informe pone de relieve que en Twitter, la conocida red de micromensajes y la preferida de Trump, las publicaciones falsas han crecido cinco puntos por encima de hace dos años; un 25% por encima. Un dato revelador y curioso a tenor de las medidas de las plataformas de contrarrestar los bulos. La mayoría de enlaces provienen de páginas de reciente creación, con lo que se complica su seguimiento. Titulares impactantes y contenidos conspiranoicos son los más frecuentes.

Los «trolls» rusos atacan de nuevo

Facebook, siguiendo un aviso de las autoridades policiales, ha eliminado más de 100 cuentas de Facebook e Instagram debido a la «inquietud» de que estaban vinculadas a la Agencia de Investigación de Internet (IRA) con sede en Rusia y comprometidas «con un comportamiento inauténtico coordinado, que está prohibido en nuestra servicios», relata en declaraciones al medio especializado «Techcrunch»Nathaniel Gleicher, jefe de la política de seguridad cibernética de Facebook. «Es un recordatorio de que estos usuarios malintencionados no se rendirán, y por esta razón es tan importante que trabajemos con el gobierno de EE.UU. y otras compañías de tecnología para mantenerlos a raya».

En una declaración conjunta emitida con el FBI, Facebook se ha comprometido a continuar trabajando con agencias gubernamentales. «Los estadounidenses deben ser conscientes de que los actores extranjeros, y Rusia en particular, continúan tratando de influir en el sentimiento público y las percepciones de los votantes», promete. «Estados Unidos no tolerará la injerencia extranjera en nuestras elecciones de Rusia, China, Irán u otras naciones».