Robert Davis

Robert Davis abandona todos los cargos ejecutivos en Terra-Lycos

Terra-Lycos hizo pública ayer la crónica de una dimisión anunciada. O cese, según se quiera entender. Robert Davis, el consejero-delegado de la compañía, que fue quien negoció la fusión con la Telefónica de Juan Villalonga, llevaba meses «atado» al sillón en una posición numantina, que hacía ingobernable la empresa. Desde hoy, Joaquín Agut asume todos los poderes en la compañía.

MADRID. ABC
Actualizado:

La salida de Robert Davis como responsable ejecutivo de Terra-Lycos era un hecho descontado en los mercados desde el mismo día, 27 de octubre, en que la junta extraordinaria de Lycos aprobó la fusión con Terra. ABC lo hizo público en aquel momento aún cuando nadie se atrevió a reconocer oficialmente el hecho. Tres meses después, Joaquín Agut y Robert Davis comparecían en una rueda de prensa internacional para exponer las razones que han motivado esta decisión.

Davis se incorporará como socio a la firma Higland Capital Partners, fundada en 1988 y que se ha centrado en la construcción de empresas tecnológicas de comunicación y el sector sanitario.

Sin embargo, y con independencia de las justificaciones al uso, la realidad es que Terra-Lycos era ingobernable a partir de la bicefalia de poderes en que la compañía tenía divididas las funciones ejecutivas. Por un lado el presidente Agut y por el otro, el consejero-delegado. Robert Davis ha venido haciendo la guerra por su cuenta estos últimos meses, incluyendo también la venta de una parte de su participación accionarial. Esta operación, propia de cualquier inversor avezado, ha afectado la imagen de la compañía, que ha venido protagonizando una caída permanente en Bolsa desde que se aprobó la fusión.

TERRA PIERDE 61.561 MILLONES

Precisamente ayer Terra-Lycos volvió a padecer un fuerte golpe en los mercados de valores, con un descenso del 9,49 por ciento. El nuevo revés bursátil está directamente vinculado a la publicación de los resultados correspondientes al ejercicio pasado. En el año 2000, que ha sido el primero en el que Terra-Lycos ha operado como una sóla entidad, los ingresos fueron de 93.049 millones de pesetas pero las pérdidas alcanzaron los 61.561 millones de pesetas.

Aunque la empresa ha ido mejorando su evolución, sobre todo a lo largo del último trimestre del año, la realidad es que los «números rojos» inciden directamente en la cotización de la compañía.

Por lo demás, y junto a Robert Davis, la compañía filial de Telefónica anunció ayer también el relevo en la dirección financiera de Terra-Lycos. El actual responsable del departamento, Ted Philips, pasa a ser vicepresidente senior de Planificación y Estrategia, en tanto que el nuevo responsable financiero es Elías Rodríguez-Vina.

Por otra parte, el Gobierno francés pretende ahora adjudicar dos licencias UMTS en marzo y abrir un nuevo concurso el próximo año para otorgar las otras dos pendientes.