AFP

EE.UU. comenzará a pedir información sobre sus redes sociales a los solicitantes de visados desde este viernes

La obtención del permiso de residencia en el país también incluirá la actividad en internet a partir de este viernes

MADRIDActualizado:

Estados Unidos pedirá información sobre sus redes sociales a la mayoría de solicitantes de visados para poder entrar en el país a partir de este viernes 7 de junio. El Departamento de Estado de EE.UU. empezará a requerir que casi todos los solicitantes de visado para acceder a Estados Unidos incluyan sus perfiles de usuario de redes sociales, dirección de correo electrónico y número de teléfono. Es una ampliación de la normativa que se anunció el pasado año.

En una medida que ha entrado en vigor después de la aprobación de la revisión de formularios de solicitud. Según avanza la agencia AP, el Gobierno estadounidense ha actualizado sus formularios de visado para inmigrantes y no inmigrantes para solicitar la información adicional, incluidos los «identificadores de redes sociales». Se espera que el cambio, que se propuso en marzo de 2018, afecte a cerca de 15 millones de extranjeros que solicitan el permiso para ingresar al país anualmente.

Una vez que el solicitante intente completar su formulario deberán rellenar un cuestionario que les pide sus nombres de usuario en redes sociales en los últimos cinco años y datos personales relativos a los últimos quince años.

La medida responde a una orden emitida el 6 de marzo de 2017 por el presidente estadounidense, Donald Trump, en la que exigía que se endureciera el escrutinio de los solicitantes de visado en el extranjero, con el fin de bloquear la entrada a posibles terroristas y otras personas que pudieran amenazar la seguridad nacional. Ya en junio de 2016, una fuente oficial dijo a EFE que EE.UU. había comenzado a exigir los datos de redes sociales a unos 65.000 solicitantes de visados.

«La seguridad nacional es nuestra principal prioridad a la hora de adjudicar solicitudes de visado y cada posible inmigrante se somete a una exhaustiva evaluación», apuntaron fuentes del Departamento de Estado. «Estamos trabajando de manera permanente para encontrar mecanismos que mejoren nuestros procesos de selección para proteger a los ciudadanos de EE.UU.».