El nuevo «broker» del conocimiento
Dolors Reig trabaja principalmente en entornos educativos y desarrolla investigaciones sobre la Web 3.0

El nuevo «broker» del conocimiento

B. YUSTE | MADRID
Actualizado:

La gran cantidad de información que se genera diariamente en el universo de internet y en las comunidades creadas por los propios usuarios no sólo ha dado lugar a la aparición de herramientas de filtrado cada vez más potentes y avanzadas, sino que ha llevado a expertos e investigadores a plantear nuevos perfiles profesionales que, sin duda, tendrán un papel esencial en la evolución de la Red.

Dolors Reig es una de ellas. Asegura, en declaraciones a ABC.es, que una de las tendencias sobre las que se hablará y mucho este recién estrenado 2010 es el surgimiento de un nuevo intermediario de la información cuyas funciones van más allá de las que se le presuponen al tan de moda «community manager». Se trata del «content curator» que, en una traducción inexacta al castellano, se podría definir como un «evangelizador» del conocimiento o, en otras palabras, una especie de «gatekeeper» renovado que debe dar sentido al océano informativo de internet.

Es una figura que, a su juicio, debe tener un valor crucial en las organizaciones periodísticas, ya que «no sólo se puede poner el acento en la creación de herramientas tecnológicas que nos ayuden a filtrar tanta información como los lectores de feeds, sino que es necesaria la presencia de un profesional que recoja el conocimiento que aporta la comunidad (audiencia) y lo revista de sentido y calidad». Y esta tarea lo distancia de otro de los perfiles profesionales que ha entrado con fuerza en los medios, como es la del «community manager», a quien se le exige como prioridad dinamizar la información y generar comunidad en torno a los contenidos.

Un «gatekeeper» renovado

La investigadora y profesora catalana explica que el «content curator», sobre el que ya existen interesantes referencias, debe asumir una labor evangelizadora y de intermediación, de manera que «recopile todas las fuentes y recursos y las haga útiles y operativas para la organización periodística». Esta es, sin duda, la esencia de ese «gatekeeper» renovado y que se hace imprescindible en una jungla digital, en la que la evolución hacia la Web 3.0 y la era de la personalización informativa puede complicar y mucho el trabajo al periodista en particular y al medio en general.

El «content curator», añade Reig, es «un intermediario crítico del conocimiento que busca, agrupa y comparte de manera continua -lo que conecta con la Real Time Web en la que vivimos- lo más relevante». Y, en consencuencia y si se compara con otras profesiones (por ejemplo, la de generador de contenidos), su objetivo pasa por «mantener la relevancia de la información que fluye libre o apoyada en herramientas concretas para la creación de entornos informacionales».

Dolores Reig explica en su blog que, aunque las funciones de estos dos nuevos profesionales son diferentes, no deben percibirse como incompatibles, puesto que lo ideal además es que «trabajen de forma coordinada». Indica asimismo que el término de «content curator» se atribuye en el ámbito del marketing a Rohit Bhargava, si bien otros autores vinculados a otros campos temáticos también han tratado sobre ello. Es el caso de Grant McCracken en su obra «Curator: meme in motion» o Steve Rubel en «The Digital Curator in Your Future» de los que a su vez habla Juan Freire y que define como los «brokers del conocimiento».