Microsoft planea integrar el ordenador personal con el teléfono

El ordenador personal, la herramienta básica en la era de la información, no sólo aspira a comerse la televisión sino también el teléfono tradicional. Éste, al menos, parece ser el interesado deseo de Microsoft que en su próximo sistema operativo Windows XP planea incluir nuevas opciones de telefonía inteligente por Internet con sofisticadas posibilidades.

WASHINGTON. Pedro Rodríguez, corresponsal
Actualizado:

Para inquietud de una industria multimillonaria enzarzada en niveles de competencia a muerte, Microsoft ha decidido dirigir su atención hacia el mundo de la telefonía. Aprovechando las capacidades en expansión de Internet, el gigante informático prevé incluir nuevas opciones telefónicas en su Windows XP, que se comercializará en EE.UU. a partir del 25 de octubre.

Aunque la experiencia actual con las comunicaciones de voz por Internet es un tanto limitada, el imperio de Bill Gates parece dispuesto a convertir esta tecnología en una realidad cotidiana. Según publicaba ayer el «New York Times», la empresa se declara dispuesta a transformar la mismísima naturaleza del teléfono. En este sentido, Windows XP engloba opciones ya presentes en las más recientes plataformas de Microsoft —como foros y «chats»— con otras nuevas aplicaciones. como un sistema de teléfono por Internet, opciones de directorio y sistemas de verificación de identidades que harán posible localizar a una persona con más facilidad o determinar si el interlocutor buscado se encuentra al pie de su ordenador antes de llamar a través de la Red.

Con todo, este panorama está vinculado a una nueva generación de Internet con la capacidad técnica suficiente como para hacerlo realidad. El propio Gates habría puesto como ejemplo de esta fusión entre ordenador y teléfono la posibilidad de llamar a un restaurante y que una copia del menú aparezca en pantalla.

Tras este desembarco en la telefonía por Internet, Microsoft espera sustanciales ingresos con servicios como contestadores automáticos o identificación de llamadas para la preocupación del sector telefónico tradicional, que ya se queja de que el gigante pretende usar la misma estrategia triunfal pero polémica aplicada contra Netscape: integrar opciones gratuitas en Windows.

En la actualidad, para realizar llamadas de teléfono con un ordenador personal se necesita una suscripción a servicios intermediarios como Dialpad o Net2Phone. Pero si Gates se sale con la suya, sus rivales en este sector temen ser incapaces de competir. El único con capacidad sería AOL, pero sin las opciones tecnológicas que promete Microsoft.