Un joven de 16 años logró «hackear» uno de los servidores internos de Apple

El menor, cuya identidad no ha trascendido, asegura que lo hizo porque es un «gran admirador» de la marca norteamericana

MADRIDActualizado:

Entre los atributos que Apple más suele presumir es de la seguridad de sus servicios digital. En ocasiones, sin embargo, se las cuelan. La compañía norteamericana, que recientemente ha marcado un récord bursátil, ha reconocido este jueves que los datos de sus usuarios no se han visto comprometidos después de que un adolescente de solo 16 años reconociera que logró piratear su red informática principal y descargar archivos internos.

El joven se declaró culpable durante su declaración ante el Tribunal de Menores de Melbourne (Australia), recoge el texto que tuvo acceso el medio local «The Age». El adolescente logró acceder a uno de los servicios principales del gigante de la tecnología varias veces a lo largo de un año. Un hecho que, finalmente, Apple puso en conocimiento del FBI, que remitió el caso a la Policía Federal Australiana.

Durante la investigación, Apple descubrió las direcciones IP de los ordenadores, que permitió localizar la residencia del joven. Entonces, las autoridades locales incautaron dos ordenadores y un teléfono móvil durante la redada en casa del menor que le sirvieron, supuestamente, para introducirse en los servidores.

El informe policial establece que el joven «hacker» presumió de sus actividades en diferentes conversaciones a través de servicios de chats como WhatsApp. Según la agencia Reuters, Apple descubrió un «acceso no autorizado» a sus servidores antes de su bloqueo y el incidente no ha puesto en compromiso los datos personales de los usuarios. El detenido, cuya identidad no ha trascendido por supuestas razones legales, se enfrenta a diversos cargos criminales. La sentencia se conocerá el próximo mes de septiembre.

Entre las alegaciones, el joven ha asegurado que se introdujo en su infraestructura porque era un «gran admirador» de la compañía de la manzana. El «hacker» encontró varias puertas traseras para introducirse silenciosamente en uno de los servidores internos.