ESTUDIO

Los internautas le pierden el miedo a ser vigilados

Decrece la preocupación por la privacidad y la seguridad, según revela la encuesta Navegantes en Red 2015

MADRIDActualizado:

Frente al crecimiento del tiempo de conexión, una menor preocupación por ser vigilados a través de internet. Los recientes casos de ciberataques y la sensación permanente de un mundo global hiperconectado no han mermado la confianza de gran parte de los usuarios de nuevas tecnologías. La preocupación por la privacidad es menor que hace un año.

Así queda reflejado en la decimoctava edición de la encuesta anual «Navegantes en la red», elaborada por la Asociación para la Investigación de Medios de Comunicación (AIMC), que recoge los hábitos de los internautas españoles y la evolución de las tendencias digitales. Por primera vez desde que se realiza esta investigación (1996), ha reducido la preocupación por la privacidad (32.2%) en tres puntos a la hora de conectarse a internet, mientras que ha aumentado la consulta de prensa digital.

Además, el estudio concluye que ha disminuido la percepción de vigilancia en las comunicaciones a través de la red, pese a que se mantenga aún en niveles elevados. En el periodo entre 2013 y 2015 se ha reducido el número de personas que sienten muy o bastante vigilados, pasando del 53.5% al 46.0%. No obstante, y aunque existe aún una gran preocupación sobre que las empresas o los gobiernos controlen lo que se hace en internet, el nivel de intranquilidad es ligeramente menor (Un 74,2% frente al 76.7% de la edición anterior). Según los resultados del estudio, el 41.1% de los internautas se siente «poco vigilado», mientras que un 12.8%, «nada observado».

La mayoría es cuidadoso

Sin embargo, ocho de cada diez sostienen que les preocupa el uso que se pueda hacer de los datos personales que publican en internet y casi el 90% es consciente de que conviene ser cuidadoso con la actividad en las redes sociales. La encuesta de AIMC -que no es representativa de la población porque quien suele contestarla es un usuario avanzado de internet y mayoritariamente masculino- confirma las tendencias que se aprecian en todo el mundo: cada vez dedicamos más tiempo a la red y sube el protagonismo del teléfono móvil.

Más de cuatro horas diarias

El 90% de los encuestados accede a la red varias veces cada día y el 8.2% todos o casi todos los días. Cuatro de cada diez internautas declaran conectarse a diario cuatro horas o más, un 27.8% de dos a cuatro horas, un 19.2% de una a dos y el 12.3% una hora o menos. En cuanto a los dispositivos utilizados para estar en línea: el 93.9% emplea el móvil, el 76% el portátil, el 71% el ordenador de sobremesa, el 59.1% la tableta, el 26.1% el televisor y un testimonial 3.5% el reloj inteligente.

Interés por la «casa inteligente»

El poder contar con todo tipo de dispositivos y accesorios conectables a internet que permitan controlar distintos aspectos de la vida y el hogar es algo que no pasa desapercibido y que, incluso, parece que les guste para determinadas funciones. A un 57.3% les parece interesante poder disponer de una «casa inteligente» (electrodomésticos, calefacción, seguridad), o de un «coche inteligente» (54.6%).

Pero el interés por este fenómeno decrece cuando se les pregunta por la utilización de dispositivos más centrados en el uso personal que en el doméstico, como puede ser el uso de un chip implantable para control médico (37.4% de interés), las pulseras inteligentes para monitorizar la actividad física (29.5%), las gafas de realidad aumentada (20.8%) o la ropa inteligente (17.8%).

El «smartphone» como ventana a internet

Desde los responsables han destacado que aunque el PC de sobremesa sigue siendo el equipo principal de conexión (para un 36.9% de la muestra), el «smartphone» gana posiciones y ya supera al portátil en esa clasificación. Para el 28.7% de los internautas que respondieron a la encuesta, el móvil es el dispositivo principal de acceso a la red, lo que supone un crecimiento de cinco puntos con respecto a 2014. Le sigue el portátil con un 27.9%.

Auge del 4G

El «smartphone» conectado empieza a ser un requisito sine qua non para el internauta: el 41.7% subraya que «no podría vivir sin internet en el teléfono móvil». Otro fenómeno del que deja constancia la encuesta es el crecimiento del 4G: el 57.7% de la muestra ya cuenta con una conexión de este tipo. Cada día, el 24% se conecta para escuchar la radio y el 24.9% para ver la televisión. Además, las redes sociales se consolidan como un canal para acceder a la información: el 53.4% las usa para estar informado de la actualidad.